«Xixón Sí Puede quiere que haya presupuestos, pero creo que está muy complicado»

El portavoz de Xixón Sí Puede, en el plató de Canal 10. / JOSÉ SIMAL
El portavoz de Xixón Sí Puede, en el plató de Canal 10. / JOSÉ SIMAL

Mario Suárez insiste en la remunicipalización del servicio de ayuda a domicilio como un «elemento fundamental» para apoyar las cuentas

I. VILLAR GIJÓN.

«A nosotros nos gustaría que hubiera presupuestos. Pero lo mismo que decimos eso, creemos que está muy complicado que los haya». El portavoz municipal de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, se mostró ayer pesimista sobre el futuro del proyecto presupuestario presentado por el gobierno municipal para 2018. «El año pasado se hicieron esfuerzos y nuestra asamblea votó a favor de abstenernos en el Pleno, lo que permitió aprobarlos. Este año seguiremos la misma línea, pero hay cuestiones que para nosotros son sustanciales y la propuesta de Foro no contempla como dar cumplimiento a los acuerdos del Pleno. Entre ellos, la remunicipalización del servicio de ayuda a domicilio, que es uno de los elementos fundamentales para que haya presupuestos», señaló en una entrevista en Canal 10.

Pese a los informes en contra que maneja el gobierno municipal, Mario Suárez aseguró que la asunción directa de este servicio «tiene pleno encaje legal y económico». Explicó que la propuesta de su grupo pasa por crear una empresa municipal dedicada específicamente a la prestación de la ayuda a domicilio, en la que las trabajadoras se regirían por el mismo convenio que tienen en la actualidad. «El coste sería el mismo o más bajo que el que se prevé para 2018, que los propios servicios municipales reconocen que será un millón más que ahora. Las empresas que están realizando el servicio tienen un beneficio empresarial que, en el caso de llevar adelante la remunicipalización, el Ayuntamiento se ahorraría. Pero además se ganaría en eficiencia en un servicio esencial para la comunidad y que cada vez demandan más personas». Con respecto a la negativa de la intervención municipal a aceptar este cambio de gestión, señaló cómo «el año pasado también presentó un informe que establecía que no se podía pagar la subvención a la Semana Negra y 24 ó 48 días después había otro que decía que sí se podía hacer».

Plan de residuos

Suárez recordó otras peticiones que están encima de la mesa, como la reserva de dos millones de euros para el plan de residuos, el compromiso con el Centro de Arte de la Laboral, la glorieta de acceso a Nuevo Roces, la implantación de la plataforma única en las calles de Cimavilla, el retranqueo de nuevas paradas de autobús, el campo para el fútbol femenino y la «ampliación de la renta social para que llegue a las personas sin ingresos». Sobre este último programa se mostró «convencido del compromiso del gobierno municipal» y vaticinó que «haya presupuestos o no, contará con 5,6 millones de euros para 2018». Destacó su papel dinamizador del comercio local a través de las compras que se permiten con estas tarjetas, «lo que avala las teorías de que el dinero dedicado a bienestar social no siempre debe verse como una donación, sino como una inversión a medio y largo plazo».

Si las cuentas no se aprueban, el portavoz de Xixón Sí Puede admitió que «el escenario que se plantea es más complicado, porque habrá que ir de modificación presupuestaria en modificación presupuestaria, negociando día a día y mes a mes. Evidentemente eso lo ralentiza todo y de alguna manera defrauda las expectativas de determinados colectivos que, por ejemplo, están esperando por convenios. Si bien es cierto que este año, aún con presupuestos, hay convenios que a día de hoy siguen sin resolver».

Ordenanzas fiscales

El concejal se refirió también a la abstención de su grupo en la votación de las ordenanzas fiscales para 2018, que impidió su aprobación. Señaló cómo pese a que Foro asumió algunas de sus propuestas, como implantar nuevas tasas a las empresas energéticas y de telefonía móvil, «la parte del león estaba en el IBI a los grandes capitales. Y lo sorprendente no fue que el equipo de gobierno no apoyara eso, sino que no lo hiciera el PSOE, que sí lo apoya a 28 kilómetros de aquí».

Sobre la relación de su grupo con el resto de la izquierda, indicó cómo, mientras con IU «ha mejorado en la medida en que ha ido habiendo trabajos y propuestas conjuntas», con el PSOE «es parecida a la que había al inicio del mandato». Lo atribuyó a que «no ha habido encuentros en cuestiones fundamentales. Si hubiéramos logrado puntos en común en asuntos como el PGO, el PERI de la Ería del Piles, el IBI diferenciado o la renta social, en su momento hubiera sido imparable una moción de censura».

Con respecto al compromiso inversor de Fomento con el plan de vías y el metrotrén consideró que «es un anuncio maravilloso», si bien matizó que «ahora queremos verlo en los presupuestos y que no se quede solo en un dibujo. Hace falta concreción».

Fotos

Vídeos