La ZALIA se queda sin director gerente tras la jubilación de Miguel Díaz Abella

Díaz Abella, poco después de su nombramiento en 2012. / L. SEVILLA
Díaz Abella, poco después de su nombramiento en 2012. / L. SEVILLA

El grueso de su labor fue renegociar con los bancos, recepcionar las obras de la primera fase y buscar compradores que no terminaron de llegar

R. MUÑIZ / M. MORO GIJÓN.

Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), la sociedad que promueve el polígono de San Andrés de los Tacones, está obligada a abrir una nueva etapa tras la salida por jubilación de Miguel Díaz Abella, quien fuera su director gerente desde 2012. El directivo abandonó el cargo ayer.

Su nombramiento no estuvo exento de cierta polémica. Durante el Gobierno regional de Foro presidido por Francisco Álvarez-Cascos a la sociedad se la mantuvo sin gerente, para ahorrar costes, asumiendo la dirección el personal del Principado. La llegada de Javier Fernández al Ejecutivo regional supuso un nuevo enfoque. Se abrió un concurso para buscar gerente con el objetivo de «potenciar» el proyecto.

La elección de Díaz Abella fue publicada por EL COMERCIO un día antes de que terminara el plazo de recepción de los currículos de los candidatos, que fueron nueve. Que salieran a la luz su nombre puso en aprietos a la entonces consejera de Infraestructuras Belén Fernández ante las acusaciones de falta de limpieza en el proceso que le lanzó Foro.

Nacido en Ujo (Mieres) su trayectoria laboral ha estado vinculada desde la década de los noventa a la Administración regional. Fue director de marketing de la constructora pública Sedes y trabajó asimismo en Nueva York como gestor de proyectos para el precursor del Idepa.

Al frente de la entidad que gestiona la zona logística de San Andrés de los Tacones ha permanecido cinco años y medio en los que el grueso de su labor ha sido recepcionar las obras de urbanización de la primera fase y renegociar con los bancos la deuda contraída para financiar aquellos trabajos. Ese déficit se ha visto agravado en los últimos tiempos por sentencias favorables a reclamaciones económicas de expropiados.

La crisis del sector ha provocado que sus esfuerzos comerciales a lo largo de estos años no se hayan concretado aún en la venta efectiva de ninguna parcela, si bien ahora es conocido desde hace meses el interés firme de la empresa Norteña de Comercialización Siderúrgica, S. A. (Norsider), radicada en el polígono de Somonte, por trasladarse a una parcela de casi 30.000 metros cuadrados en la primera fase urbanizada de la ZALIA. Hasta el momento la patronal del transporte Asetra es la única que compró una parcela en la zona logística y fue anterior a la gestión de Díaz Abella. La inversión de Norsider está a la espera de la retasación a la baja que está elaborando la consultora Aguirre Newman.

Plan de viabilidad

Según las últimas cuentas depositadas por la sociedad, las de 2016, su sueldo de alta dirección fue remunerado con 62.077 euros netos anuales. En 2015 sus emolumentos fueron un poco más bajos y ascendieron a 60.820 euros. La otra persona que trabajaría actualmente en la ZALIA se desempeña como secretaria.

Su salida coincide con la puesta en marcha de un plan de viabilidad para salvar la ZALIA al que dio luz verde Puertos del Estado a finales del año pasado. Las autoridades portuarias de Gijón y Avilés aportarán 400.000 euros cada uno para hacer frente a los justiprecios de expropiaciones establecidos por sentencias judiciales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos