El gobierno local facilitará el control de la ORA con vehículos pese al rechazo de la oposición

El gobierno local facilitará el control de la ORA con vehículos pese al rechazo de la oposición
Uno de los vehículos que controla el aparcamiento regulado en Bilbao, denominado OTA. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Aparicio avisa a los grupos de que «no renunciará a una competencia de la junta de gobierno y a una inversión privada beneficiosa para la ciudad»

MARCOS MORO GIJÓN.

La oposición en bloque reclama al gobierno local alcanzar un consenso mínimo sobre los cambios operativos y mejoras que plantea introducir la empresa privada de la ORA vinculados a la prórroga de su actual contrato con el Ayuntamiento de Gijón, que se extingue en 2021, por diez años más. El más llamativo de esos cambios es la utilización de vehículos móviles dotados con cámaras lectoras de matrículas (los llamados 'multaORA') que permiten detectar si alguien no pagó el tique del parquímetro o si se excedió de tiempo, discerniendo además entre residentes y el resto de usuarios.

La vigilancia del estacionamiento regulado con este tipo de vehículos divide y despierta suspicacias y dudas entre los grupos por su posible uso como «instrumento recaudatorio» y por el efecto negativo o sustitutorio que podría tener en la actual plantilla de controladores. Todas estas consideraciones se trasladarán al debate plenario del jueves. Sin embargo, el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Esteban Aparicio, no está dispuesto a transigir sobre este tema. Máxime a raíz de las trabas que el gobierno local está encontrando para sacar adelante inversiones y proyectos importantes para la ciudad vía modificación presupuestaria. «No renunciaremos a una competencia de la junta de gobierno y a una inversión privada beneficiosa para la ciudad que no implica ningún problema con la regla de gasto», avisó. Y añadió: «El Pleno puede adoptar el acuerdo que quiera, pero tendrá un efecto legal irrelevante».

Más información

Respecto al temor a que el desembarco de los vehículos controladores de la ORA conlleve una reestructuración laboral, garantizó que la ampliación del contrato con Eysa «garantizará dos cosas: el nivel de empleo existente y la modernización completa de la infraestructura del aparcamiento regulado en la ciudad». «Si esto lo dejamos estar hasta el año postelectoral no dará tiempo y habrá que extinguir la sociedad y entonces sí que habría despidos», advirtió.

«Los tiques y los títulos de residente ya son de lectura electrónica. ¿Prefieren los controladores ir deambulando siempre como si estuvieran en el siglo XVIII y no en la era de las 'smart cities'?», se preguntó ante las acusaciones del comité de empresa de la ORA de que pretende implantar un modelo sancionador duro como los de Madrid y San Sebastián. Se espera la llegada de dos coches a corto plazo y el resto de la flota se incorporaría durante el periodo de prórroga contractual.

PSOE, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos coinciden en sus críticas al gobierno local. Consideran que se ha llevado todo el procedimiento administrativo conducente a ampliar este contrato con la firma Eysa «con falta de información y transparencia».

Desde el PSOE, Celso Ordiales defendió que «cualquier modificación o ampliación de este contrato exige que el gobierno municipal facilite toda la información y los detalles de las inversiones que la empresa concesionaria compromete». Además, llamó la atención sobre el hecho de que la gran novedad de esta posible ampliación sea la contratación de cinco 'multamóviles' y que el edil de Seguridad Ciudadana defienda el régimen sancionador más duro y recaudatorio que hay, «máxime después de las declaraciones efectuadas por el gobierno local de Foro desde su llegada al Ayuntamiento, en contra de este tipo de sistemas de control».

«Es precipitado»

La edil de Xixón Sí Puede Verónica Rodríguez criticó que el equipo de gobierno «lleva tiempo tirando por la calle de en medio» con este asunto de la renovación anticipada del contrato con la empresa de la ORA. «Además de consenso, pedimos información sobre los cambios que implicaría esta prórroga de contrato y que éstos se enmarquen en un debate dentro del Plan de Movilidad», remarcó.

Desde el PP, la concejala Sofía Cosmen esgrime argumentos parecidos. «Teniendo elecciones en el 2019 es un poco precipitado que se quiera dejar cerrada la renovación de un contrato que expira en 2021, año en el que ya estarían ejecutándose medidas del Plan de Movilidad como las nuevas zonas de expansión de la ORA. Sería entonces el momento de hablar de ello», opinó. Cosmen también manifestó su rechazo ante el posible regreso de variantes del 'multamóvil' mejorar las estadísticas sancionadoras que tienen los actuales controladores de la ORA: «El 'multamovil' genera numerosos conflictos y mucha desconfianza en los ciudadanos. Allí donde actúa se presentan gran cantidad de recursos administrativos ante lo que entienden que es un medio de recaudación y del que dudan de su legalidad pues en muchos casos el conductor está dentro del vehículo».

El portavoz de IU, Aurelio Martín, que llevará al Pleno del jueves una proposición para que el gobierno local se replantee su postura respecto a esta renovación contractual, también cuestiona que «un gobierno local en minoría pueda comprometer el devenir de tres corporaciones (la prórroga ampliaría la concesión sobre la ORA gijonesa hasta 2031)». «Hace falta ampliar el consenso más allá de ocho concejales y acompasar estos cambios con el nuevo modelo de movilidad que está en estos momento en pleno proceso de debate y elaboración. Lo contrario sería despótico y denotaría poca lealtad institucional por parte de Foro», indicó.

El portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, defiende que esta prórroga «no es urgente ya que la concesión finaliza en 2021 y es un asunto que puede perfectamente dirimir la próxima Corporación». «Tan solo tendría sentido que lo hiciera ésta si hay un amplio consenso», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos