El Plan de Movilidad de Gijón prevé el salto de la zona azul a barrios limítrofes

Propone reconvertir en aparcamiento residencial el sector de Cimavilla y una diferenciación por colores de las plazas con algún tipo de regulación

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

La propuesta técnica del Plan de Movilidad de Gijón , que tendrá que pulirse a partir de ahora en el seno del Foro de Movilidad y en la información pública del documento, prevé la ampliación de la zona regulada de estacionamiento en los barrios limítrofes. No concreta con nombres de calles en sus páginas ese salto en las áreas del borde de la actual zona azul. Simplemente, dibuja en color naranja la línea de expansión de la zona ORA más hacia el sur en los barrios aledaños. Se adivina el salto por el este hacia El Coto. También crecería por El Llano, El Polígono, Laviada y La Arena y por el oeste por El Natahoyo.

Esta ampliación de la zona ORA se defiende como una solución práctica para solventar el hecho de que ahora mismo no hay una rotación efectiva, derivado de que hay más tarjetas de residentes que plazas.

Delimita asimismo con trazo amarillo el ámbito de reordenación de las plazas actualmente existentes en función de actuaciones futuras previstas para garantizar la coexistencia de peatones, ciclistas y vehículos privados en las que los modos no motorizados tengan preferencia. En este segundo caso está todo vinculado a medidas como la implantación del área de prioridad residencial en Cimavilla, así como la puesta en marcha de áreas 20 y 30 en la mayor parte del casco urbano y la creación de ejes de 50.

Para conseguir una red peatonal continua y accesible se propone reconvertir determinadas zonas de estacionamiento regulado en nuevas zonas peatonales, incrementado el número de metros cuadrados destinados a las personas que se desplazan a pie (residentes y visitantes) para favorecer el cambio de paradigma en el modelo de movilidad que se pretende para el periodo 2018-2024.

Rojo, azul y verde

Respecto al barrio alto, considera necesaria la reconversión a aparcamiento exclusivamente residencial las plazas existentes en el nuevo ámbito residencial. Además, se plantea establecer un nuevo balance en equilibrio entre plazas de residentes, no residentes y otras especiales. Cada tipología de plaza se diferenciará por colores (azules, verdes, rojas...) siguiendo la utilizada en la mayoría de ciudades españoles.

Para abordar financieramente esta ampliación de la zona ORA se prevé una partida de 1.870.000 euros que incluye un estudio de viabilidad (45.000 euros), un estudio de anteproyecto (75.000), ejecución de obras de reconversión de plazas (400.000) y ejecución de obras de extensión de la zona ORA (1.350.000).

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos