El Comercio

Siria y el drama de los refugiados centran la Asamblea General de la ONU

vídeo

El rey Felipe VI intervendrá en la Asamblea General de la ONU. / Foto: Sergio Barrenechea (Efe) | Vídeo: Atlas

  • La reunión se celebra en un ambiente de tensión a consecuencia de las explosiones del pasado fin de semana en Nueva York y Nueva Jersey

La Asamblea General de la ONU inicia este martes su 71ª sesión con la mirada centrada en Siria y en el interminable drama de los refugiados, en un ambiente de tensión a raíz de las explosiones del pasado fin de semana en Nueva York y Nueva Jersey.

El sábado por la noche, cuando Nueva York se preparaba para acoger la reunión anual, una bomba estalló en el barrio de Chelsea con un saldo de 29 heridos, en un acto que el alcalde Bill de Blasio calificó de terrorista. Además del artefacto que estalló en Chelsea, la Policía halló otras bombas caseras en la estación de tren de Elizabeth, en Nueva Jersey. Este lunes, el principal sospechoso, identificado como Ahmad Khan Rahami, fue detenido por agentes policiales tras un intercambio de disparos.

Las medidas de seguridad, tradicionalmente excepcionales durante las sesiones de la Asamblea General de la ONU, se han reforzado en Nueva York, mientras los ojos del mundo se centran en una nueva discusión sobre cómo poner fin a la tragedia siria y el drama de los refugiados.

Brasil abrirá los trabajos de la Asamblea General, por medio del presidente Michel Temer, quien sustituyó a la exmandataria Dilma Rousseff tras un controvertido juicio político. Después el turno será del presidente estadounidense, Barack Obama.

Frágil tregua en Siria

El inicio de los trabajos de la 71º sesión de la Asamblea General de la ONU coincide con la polémica sobre la continuidad o no de la frágil tregua en Siria, que había sido negociada entre Estados Unidos y Rusia.

Hasta el lunes, Washington daba señales de que no estaba dispuesto a admitir el fracaso de la tregua, y por ello el Grupo Internacional de Apoyo a Siria decidió incluir este martes una reunión de urgencia al margen de la Asamblea General.

El drama sirio ha motivado el desplazamiento forzado de unos cuatro millones de personas, agravando todavía más el ya crítico problema de los refugiados y las oleadas migratorias. El lunes, 193 países se comprometieron solemnemente a intentar mejorar la suerte de los millones de refugiados, aunque no se fijaron objetivos concretos.

La Asamblea General que comienza este martes servirá, en su primer día, para el estreno en este tipo de reuniones de dos mandatarios sudamericanos, el argentino Mauricio Macri y el brasileño Michel Temer.