El Comercio

Rusia e India firman contratos de defensa y energía antes de la cumbre de los BRICS

  • Entre la veintena de acuerdos figura la venta a India del más reciente sistema de defensa antiaérea de Rusia

El presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro indio Narendra Modi firmaron este sábado millonarios contratos en los ámbitos de la energía y la defensa, prueba del estrechamiento de las relaciones entre ambos países. Putin se reunió con Modi, que lo calificó de "viejo amigo", tras su llegada al turístico estado indio de Goa, que albergará este fin de semana una cumbre del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Entre la veintena de acuerdos firmados figura la venta a India del más reciente sistema de defensa antiaérea de Rusia.

India, primer importador mundial en materia de defensa, moderniza aparato militar -que data de la época soviética- por un coste estimado en unos 100.000 millones de dólares, en especial para proteger sus fronteras con Pakistán, su enemigo histórico, y con China, pese a mantener ahora con el gigante asiático relaciones de mayor confianza. No se ha precisado qué tipo de sistema de defensa aérea se ha vendido a India, pero la prensa rusa dijo que se trataría del sistema de misiles antiaéreos S-400, el más moderno que tiene Rusia.

El S-400 fue desplegado recientemente en Siria, donde Rusia lleva a cabo una campaña aérea de apoyo al régimen del presidente sirio Bashar al Asad, su aliado. Durante la Guerra fría, India era el más próximo aliado militar de la Unión Soviética y uno de los mayores importadores de su material militar. Pero en los últimos años, Nueva Delhi se ha vuelto hacia Estados Unidos para adquirir su material militar, así como hacia Francia.

Por su lado, Rusia intenta sacar de la recesión a su economía, lastrada por las sanciones europeas debido a la crisis ucraniana y al desplome de los precios de hidrocarburos. Por ello, espera mucho de los contratos con India. Modi y Putin firmaron también acuerdos energéticos, para hacer frente a las crecientes necesidades de la economía india en carburantes y electricidad, debido a su rápido crecimiento.

La mayor compañía petrolera rusa, Rosneft, prevé comprar la india Essar Oil por 13.000 millones de dólares, según la prensa india. Modi y Putin suscribieron asimismo un acuerdo marco para la entrega de nuevos reactores a una central en el Estado de Kudankulam, en el sur de India, que intenta limitar su dependencia respecto al carbón. Ambos dirigentes también hablaron de "terrorismo mundial" y regional.

Por su parte, Modi prevé entrevistarse con el líder chino Xi Jinping este sábado por la noche, antes de que se celebre una cena para los dirigentes del BRICS, en vísperas de una jornada de debate en este grupo sobre el comercio y la lucha antiterrorista. Los dirigentes de los BRICS se reunirán en su cumbre anual, en un momento en que el bloque ve su peso reducido por sus dificultades económicas.

El grupo BRICS, cuyos miembros, juntos, suman el 53% de la población mundial y 16 billones de dólares de PIB, fue constituido en 2011 para utilizar su influencia económica y política conjunta como contrapeso a Occidente en la gestión de los asuntos del mundo.