El Comercio

La UE rebaja el tono contra Rusia pero estudiará «todas las opciones»

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.
Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo. / Emmanuel Dunand (Afp)
  • Los estados miembro se han mostrado divididos en relación al papel de Rusia en la crisis siria, ya que países como Italia se resistían a expresar una amenaza de sanción, mientras que otros abogaban por endurecer el mensaje

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han rebajado el todo de la declaración pactada en la cumbre que les reúne en Bruselas para amenazar con posibles sanciones a Rusia si persisten los bombardeos contra civiles en Alepo y no intercede para mantener la tregua que permita hacer llegar la ayuda humanitaria a la población en Siria.

"La Unión Europea está considerando todas las opciones si persisten las actuales atrocidades", dice el texto negociado en la cena de los líderes europeos, durante una discusión que diversas fuentes han calificado de "acalorada" y "tensa".

Un borrador previo añadía a esta declaración que entre las opciones que examinará la Unión Europea figuraría "la adopción de medidas restrictivas adicionales contra personas o entidades" que apoyaran al régimen de Bachar El-Asad, pero esta expresión se ha suprimido.

Los estados miembro se han mostrado divididos en el lenguaje utilizado en relación al papel de Rusia en la crisis siria, ya que países como Italia se resistían a expresar una amenaza de sanción, mientras que los Bálticos y otros abogaban por endurecer el mensaje.

"Aumentar las tensiones con Rusia no es nuestro objetivo, simplemente reaccionamos a los pasos dados por Rusia", ha asegurado el presidente del Consejo europeo, el polaco Donald Tusk, al término de la reunión. La UE siempre está dispuesta al diálogo, pero "nunca comprometiendo" sus valores y principios, ha añadido.

Tusk ha enumerado ejemplos de la estrategia del Kremlin para "debilitar" al bloque comunitario, como los ciberataques, la propaganda antieuropea y las "interferencias" en procesos políticos en la UE, en alusión a la supuesta financiación rusa de partidos radicales.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho al término de la primera de dos jornadas de cumbre que los Veintiocho están decididos a "hacer todo lo que esté en nuestras manos" para permitir el acceso de la ayuda humanitaria a la población de Alepo.

Los bombardeos "inhumanos" son "inaceptables", ha dicho Merkel, y por ello la UE contemplará "todas las medidas posibles para reaccionar", aunque las sanciones no sean la "prioridad".

También el presidente francés, François Hollande, se ha mostrado prudente y ha subrayado que "no hay sanciones ligadas a la intervención rusa", porque los esfuerzos se centran ahora en lograr que la tregua sea "prorrogada".

"Si continúan las masacres y los bombardeos, en primer lugar será contra los responsables sirios sobre los que habrá que tomar ciertas sanciones", ha explicado Hollande, para quien las medidas contra Moscú llegarían si "continúa" participando en los ataques y tras una discusión a 28.

A juicio del primer ministro italiano, Matteo Renzi, que ha reconocido las distintas posiciones dentro de la UE, "no tenía sentido" incluir una referencia expresa a la amenaza de sanciones contra Rusia en la declaración pactada por los líderes.

El bloque comunitario ya impone sanciones económicas a Moscú por desestabilizar Ucrania, unas medidas prorrogadas hasta finales de enero, por lo que los líderes europeos no contemplan revisar esta decisión hasta que se cumpla el plazo, ha recordado Renzi.

La declaración europea sí insta a poner fin a las "atrocidades" y pide a Al Assad y a sus apoyos que tomen medidas "urgentes" para garantizar que la ayuda humanitaria llega sin restricciones a Alepo y otras zonas afectadas en el país.

Así, los 28 apostarán por el cese inmediato de las hostilidades y para la reanudación de un proceso político creíble, bajo los auspicios de Naciones Unidas; al tiempo que advertirán de que los responsables de violaciones del Derecho internacional humanitario y de los Derechos Humanos "deberán responder de sus actos".