El Comercio

Dennis Rodman regresa de Pyongyang sin desvelar si se reunió con Kim Jong-un

Dennis Rodman.

Dennis Rodman. / afp

  • «Ha sido muy buen viaje», ha declarado el exjugador de la NBA en declaraciones a los medios congregados en el aeropuerto internacional de la capital china

El exjugador de la NBA Dennis Rodman concluyó hoy una visita de cinco días a Corea del Norte, según dijo el exdeportista a su paso por el aeropuerto de Pekín, sin que haya trascendido si volvió reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un.

"Ha sido muy buen viaje", afirmó Rodman en declaraciones a los medios congregados en el aeropuerto internacional de la capital china tras el aterrizaje de su vuelo procedente de Pyongyang, y recogidas por la agencia nipona Kyodo.

El controvertido exjugador de baloncesto no quiso dar más detalles sobre su quinta visita al hermético régimen norcoreano, y al ser preguntado sobre si se había reunido con Kim Jong-un, respondió: "Es una buena pregunta.... Lo sabréis más adelante". El exdeportista también publicó hoy un mensaje en su perfil oficial de Twitter en el que decía "Vengo en son de paz", acompañado por una foto rodeado de cámaras y vistiendo una camiseta con una caricatura suya y el texto "Embajador Rodman".

Rodman llegó a Pyongyang el pasado martes con el objetivo de "abrir la puerta" para el diálogo con este país, según anunció él mismo en la citada red social, aunque desde entonces ni él ni el régimen norcoreano habían ofrecido más información sobre su visita. Su visita tuvo lugar en un momento de especial tensión entre Pyongyang y Washington debido a los persistentes ensayos armamentísticos norcoreanos, y en esta ocasión Rodman sólo habría recibido la atención de autoridades norcoreanas de menor perfil que en viajes anteriores, según informaron medios estadounidenses.

Rodman viajó a Corea del Norte en calidad de ciudadano privado y no en representación oficial del país norteamericano, según señaló en su momento el Departamento de Estado de EE UU. El exdeportista es considerado uno de los pocos estadounidenses que se han reunido con Kim Jong-un y ha visitado el país al menos cuatro veces desde 2013, y se cree que tiene una buena relación con el presidente Trump tras compartir plató con el neoyorquino en un programa de televisión y apoyarle en la campaña electoral.

"Estoy seguro de que está muy feliz" con una visita destinada a "conseguir algo que ambos necesitamos", dijo Rodman a su paso por el aeropuerto de Pekín antes de llegar a Pyongyang, aunque sin confirmar si Trump conocía de antemano la visita, patrocinada por la moneda digital de compra de marihuana legalizada Potcoin. Pocas horas después de su llegada a Corea del Norte, el régimen liberó al estudiante estadounidense Otto Warmbier, quien llevaba 17 meses detenido en el país asiático y está en coma.

Los medios oficiales norcoreanos no han confirmado por el momento la visita del mítico ala-pívot de los Chicago Bulls, entre otros equipos de la NBA, aunque este se reunió con el ministro de Deportes del país asiático, al que le entregó un ejemplar de "Trump, el arte de la negociación", según recogieron medios estadounidenses como AP y CNN. Rodman, de 56 años, recibió duras críticas por su amistad con el líder del régimen totalitario y tras una de sus primeras visitas en 2013 aseguró que buscaba un mayor acercamiento del mundo exterior a Corea del Norte a través de la llamada "diplomacia del baloncesto". Su última visita fue en enero de 2014, cuando él y un grupo de exjugadores de la NBA participaron en un partido de exhibición organizado como supuesto regalo de cumpleaños para Kim.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate