La oposición venezolana, acorralada tras la derrota electoral frente al chavismo

Simpatizantes de la oposición venezolana muestran su decepción por los resultados de las elecciones regionales del domingo./Miguel Gutiérrez (Efe)
Simpatizantes de la oposición venezolana muestran su decepción por los resultados de las elecciones regionales del domingo. / Miguel Gutiérrez (Efe)

EE UU, Francia y la UE han expresado su preocupación por la «ausencia» de elecciones libres tras unos resultados que le otorgaron 17 de los 23 estados al oficialismo

COLPISA / AFPCaracas

La oposición venezolana, dividida y criticada en sus propias filas, ha quedado acorralada tras el estrepitoso golpe que recibió en las elecciones regionales del domingo, en las que el oficialismo ganó 17 de los 23 estados en disputa y cuyo resultado oficial desconoce. De hecho, Estados Unidos, Francia y la Unión Europea ya han expresado su preocupación por la "ausencia" de elecciones libre.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) definirá su estrategia para recomponer sus fuerzas tras la derrota que sufrió en las urnas después de haber fracasado en su objetivo de alejar del poder al presidente Nicolás Maduro con marchas que entre abril y julio dejaron 125 muertos.

La oposición ha pedido una "auditoría total" del proceso y ha acusado al Consejo Nacional Electoral (CNE) de servir al gobierno; pero Maduro, seguro de un triunfo que calificó de "tajante", había anticipado su apoyo a una revisión completa. El oficialismo, que gobernaba hasta ahora en 20 estados, ha celebrado la victoria en 17, pues los sondeos daban a la MUD posibilidad de obtener 18 estados. A nivel nacional, el chavismo obtuvo el 54% de los votos. "El chavismo está vivo, está en la calle y está triunfante", festejó Maduro, pensando ya en las presidenciales de finales de 2018.

Los analistas se preguntan qué pasó con los sondeos, por qué la oposición, que había arrasado en las parlamentarias de 2015, perdió tanto apoyo electoral y Maduro lo ganó pese a tener un 80% de impopularidad por la grave crisis económica. "Las divisiones en la MUD sobre cuál es la mejor estrategia para enfrentarse al gobierno (calle, elecciones o diálogo) se van a profundizar, especialmente si la tientan con elecciones municipales o presidenciales antes de lo esperado", señala Diego Moya-Ocampos, del IHS Markit (Londres).

Caracas, sumido en el caos con manifestaciones hace apenas dos meses, estuvo en calma este lunes, incluso en el este, bastión opositor. Ni una cacerola de protesta se escuchó. "Ahora puede venir una ola de depresión generalizada porque la gente puede llegar a pensar que la vía electoral tampoco funciona", afirma el politólogo Luis Salamanca, quien presagia "más confrontación" política.

Fotos

Vídeos