El Comercio

Clinton se centra en la comunidad LGBT de Florida, donde el empate es un hecho

Hillary Clinton, durante un acto electoral en Florida.
Hillary Clinton, durante un acto electoral en Florida. / Justin Sullivan (Afp)
  • El resultado en este estado se perfila como uno de las claves para alcanzar la victoria en las presidenciales, ya que otorga 29 votos electorales, una cifra importante para reunir los 270 necesarios

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha prometido hoy avanzar hacia una sociedad más igualitaria en un mitin con la comunidad LGBT celebrado en el sur de Florida, un estado donde las últimas encuestas muestran un empate técnico entre ella y el candidato republicano, Donald Trump.

Después de haber estrechado este sábado los lazos con los latinos en un concierto gratuito y multitudinario de Jennifer López en Miami, la exsecretaria de Estado se acercó hoy a lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales (LGBT) en Wilton Mannors, al norte de Miami, para pedirles que voten.

Según datos del censo de 2010, Wilton Manors es la segunda ciudad de EE UU con mayor cantidad de residentes que se identifican como LGBT.

Clinton afirmó que Trump tiene un "historial terrible" en relación a la comunidad LGBT y le acusó de querer manejar los nombramientos de la Corte Suprema para acabar con el matrimonio igualitario y eliminar las acciones ejecutivas del actual presidente, Barack Obama, que les protegen.

Si llega a la Casa Blanca, Clinton tomará medidas para eliminar la discriminación hacia personas LGBT en "todos los aspectos" y avanzará para hacer de EE UU un "ejemplo" de sociedad igualitaria.

También ha prometido que si llega a la presidencia trabajará para que no vuelvan a ocurrir tragedias como la de Pulse, la discoteca gay de Orlando (Florida), donde en junio pasado un hombre armado mató a 49 personas antes de ser abatido por la policía.

La candidata demócrata ha repetido varias veces que "no va a parar" y también ha reiterado la importancia de votar en estas elecciones para detener a Trump e impedir que su visión "oscura y divisora" se imponga.

Según ha dicho, ya han votado (por correo o en la votación adelantada), 20 millones de personas, de las cuales 3 millones lo han hecho en Florida, un estado que a medida que se acerca el 8 de noviembre se afianza como decisivo para el resultado de la contienda electoral.

Real Clear Politics, un sitio de internet que hace un promedio de los resultados de las principales encuestas publicadas de cara a las elecciones del 8 de noviembre, registró hoy un empate entre Clinton y Trump, cuando hace solo cuatro días, el 26 de octubre, daba a la candidata demócrata una ventaja de 1,6 puntos.

También una encuesta publicada hoy muestra que Clinton y Trump luchan cabeza a cabeza por hacerse con Florida, uno de los estados "pendulares" (swing), como se denomina a los que no tienen "dueño", es decir que no son feudos del Partido Republicano o del Demócrata.

Cuando la carrera electoral está tan reñida como la actual, ganar los estados "pendulares" es vital para deshacer el empate.

Además, Florida otorga 29 votos (circunscripciones) electorales, una cifra importante para reunir los 270 necesarios para ganar.

Las encuestas

Según la encuesta de NBC News/Wall Street Journal/Marist, Clinton aventaja por un punto a Trump (45% frente a 44%) y los dos candidatos minoritarios, el libertario Garry Johnson y la ecologista Jill Stein, reúnen un 5 y un 2 %, respectivamente.

La ventaja de Clinton es inferior al margen de error de la encuesta y en relación con la anterior encuesta NBC/WSJ/Marist sobre la intención de voto en Florida, realizada a comienzos de octubre, su apoyo no ha variado (45%).

Las intenciones de voto por Trump, por el contrario, han aumentado dos puntos (de 42 a 44%). Si no se contabilizan a los candidatos minoritarios, el resultado de la encuesta publicada hoy es un empate a 46%.

Sin embargo, este sondeo fue realizado los días 25 y 26 de octubre, por lo que no mide el posible impacto causado por el anuncio de la reapertura de la investigación a Clinton por el escándalo de los correos electrónicos.

Clinton no ha hablado hoy en Winton Mannors del asunto, salvo para decir que no se va a dejar "distraer" por sus oponentes.

Pero sí lo ha hecho Robby Mook, su manager de campaña, quien ha asegurado que la revisión de nuevos correos sobre el uso de un servidor privado por parte de la ex secretaria de Estado no va a suponer su derrota electoral.

En una intervención el programa dominical de la cadena NBC, 'Meet the Press', Mook se ha mostrado optimista sobre las opciones de la también ex primera dama y dijo que el episodio de la repentina reapertura del asunto ha provocado en los voluntarios de la campaña una movilización mayor.

"Tenemos más de 50.000 voluntarios, estamos viendo los números de registro de votación temprana. Y nos sentimos muy bien acerca de esta participación sin precedentes", ha asegurado.

Según la encuesta de hoy, entre los encuestados que dijeron haber votado ya en Florida, que son el 36% de la muestra, Clinton le saca una buena ventaja a Trump: 54% frente a 37%.

Por el contrario entre los que todavía no han votado, el republicano le lleva la delantera: 51% frente a 42%.