El autor de la masacre de Las Vegas pretendía provocar una explosión

Homenaje a las víctimas de la masacre de Las Vegas./Steve Marcus (Reuters)
Homenaje a las víctimas de la masacre de Las Vegas. / Steve Marcus (Reuters)

Los investigadores han encontrado balas incendiarias dentro de la habitación de Stephen Paddock y también cerca de un tanque de combustible en el aeropuerto

AGENCIAS Los Ángeles

Stephen Paddock, el responsable del tiroteo en Las Vegas en el que fueron asesinadas 58 personas, disparó balas incendiarias a un tanque de gasolina con el objetivo de ocasionar una explosión, aseguró hoy la cadena CNN citando dos fuentes al tanto de la investigación.

La pasada semana se supo que Paddock, quien se suicidó tras la masacre del 1 de octubre, había disparado desde su habitación del hotel Mandalay Bay a un depósito de gasolina situado en el aeropuerto McCarran de Las Vegas, pero hoy CNN agregó que lo hizo con proyectiles incendiarios para provocar una explosión. Según estas últimas informaciones, los investigadores encontraron balas incendiarias dentro de la habitación de Paddock y también cerca de ese tanque de combustible en el aeropuerto.

Previamente a estas revelaciones, las autoridades del aeropuerto aclararon la pasada semana que el combustible de aviones está especialmente diseñado para resistir una breve exposición de fuego, como la de una bala de rifle estándar, sin prenderse o explotar.

Más información

Demanda colectiva

Las víctimas de la masacre han presentado una demanda colectiva contra varios fabricantes de 'bump stocks', los aparatos que permiten convertir un fusil semiautomático en un arma automática. La demanda, que ha sido presentada ante un tribunal del condado de Clark, en el estado de Nevada, y se encuentra a la espera de ser admitida a trámite, exige que se tomen medidas contra la empresa Slide Fire Solutions, así como a otros fabricantes, por negligencia.

Las fuerzas de seguridad de Las Vegas informaron la semana pasada de que el autor de la masacre, Stephen Craig Paddock, un jubilado de 64 años, tenía 47 armas, la mayoría adquiridas recientemente. De esas 47, al menos 12 contaban con un 'bump stock', que las convertía en automáticas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha destacado recientemente que la Administración estudiaría prohibir la venta de este tipo de aparatos tras la masacre de Las Vegas.

Por otra parte, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos ha abogado por aprobar "regulaciones adicionales" que limiten la venta de los 'bump stocks', lo que supone una rara concesión con la que buscan impedir "futuras tragedias".

La demanda señala que Paddock utilizó uno de los aparatos de Slide Fire para convertir un arma semiautomática en automática y acusa a la empresa de no utilizar ningún tipo de mecanismo de prevención para evitar que los 'bump stocks' sean utilizados por terceras personas. Asimismo, los demandantes acusan a la compañía de incurrir en un delito de publicidad engañosa al presentar este tipo de aparatos como herramienta de ayuda para aquellas personas que presentan problemas de movilidad en las manos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos