Críticas a Trump por su ambigua condena de la violencia en Virginia

Donald Trump, durante su declaración pública. / Jonathan Ernst (Reuters) | Vídeo: Atlas

La Casa Blanca rectifica tras las críticas de demócratas y republicanos a la respuesta del presidente de EE UU, que atribuyó la culpa a «muchas partes»

COLPISA / AGENCIASWashington

Los choques entre supremacistas blancos y contra manifestantes que ha provocado tres muertos y decenas de heridos en Charlottesville, Virginia, ha puesto el foco en el presidente estadounidense, Donald Trump, por su ambigua condena de la violencia.

Poco después de estallar los enfrentamientos, el mandatario se pronunció en Twitter, aunque tras conocerse la primera víctima mortal, Trump hizo una declaración pública en la que condenó la "exhibición indignante de odio, fanatismo y violencia procedente de ambos lados" y señaló que se trataba de algo que "ha ocurrido durante muchos años en nuestro país", no solo durante su mandato o el de su predecesor, Barack Obama, lo que ha generado críticas de demócratas y republicanos.

Más información

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, aseguraba este sábado en Twitter que "es muy importante para la nación escuchar a Trump describir los eventos en Charlottesville como lo que son, un ataque de terrorismo por parte de los supremacistas blancos".

Por su parte, la líder de la Minoría Demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, declaraba que la supremacía blanca es una "afrenta para los valores estadounidenses". "Repita después de mí, @realDonaldTrump: la supremacía blanca es una afrenta para los valores estadounidenses", señalaba Pelosi en Twitter.

La Casa Blanca recula

Tras las duras críticas, un portavoz de la Casa Blanca ha defendido que Trump sí incluyó en su condena a los "supremacistas blancos" de Charlottesville puesto que condenaba "todas las formas de violencia, intorlerancia y odio", lo que, asegura, "incluye por supuesto a los supremacistas blancos, al KKK, a los neonazis y a todos los grupos extremistas".

Asimismo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Herbert McMaster, ha matizado respecto al atropello que "podemos describirlo a las claras como una forma de terrorismo". "Eso es lo que es el terrorismo, el uso de la violencia para incitar terror y miedo, y por supuesto que es terrorismo", ha señalado.

Estado de emergencia

Charlottesville se encuentra ahora mismo bajo estado de emergencia por los fuertes enfrentamientos entre grupos radicales. Los supremacistas se habían concentrado para protestar contra el derribo de la estatua del general confederado Robert E. Lee y símbolo de la era esclavista del Sur de Estados Unidos, tal y como habían ordenado las autoridades de la ciudad.

Al menos una persona ha muerto y otras 19 han resultado heridas al resultar atropelladas por un coche durante una marcha antifascista en Charlottesville, según han informado fuentes del Centro Médico de la Universidad de Virginia al 'New York Times'.

Además, dos personas han muerto al estrellarse un helicóptero de la Policía del Estado de Virginia que vigilaba los enfrentamientos.

El sospechoso detenido por el atropello, James Alex Fields, un joven de 20 años de Ohio, ha sido detenido bajo sospecha de asesinato de segundo grado.

Obama: «Nadie nace odiando a otro por el color de su piel»

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama ha subrayado que "nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su origen o religión", un mensaje que ha hecho público en Twitter tras los incidentes en Charlottesville, en el estado de Virginia.

"Las personas deben aprender a odiar y si pueden aprender a odiar, pueden ser enseñados para que amen", ha añadido Obama. "El amor llega con más naturalidad al corazón humano que su contrario", ha concluido, antes de explicar que sus palabras son una cita de Nelson Mandela, el fallecido expresidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz.

Fotos

Vídeos