El Comercio

Más de 140 muertos en un bombardeo de la coalición árabe sobre la capital yemení

Bombardeo aéreo sobre Saná, capital de Yemen.
Bombardeo aéreo sobre Saná, capital de Yemen. / Yahya Arhab (Efe)
  • El ataque ha tenido lugar cuando centenares de personas ofrecían sus condolencias por el reciente fallecimiento de la madre del ministro del Interior del Gobierno insurgente, Yalal al Ruishan

  • Fuentes del movimiento rebelde de los hutíes han dicho que entre los fallecidos podría haber dirigentes del Gobierno insurgente, que estaban presentes en la ceremonia blanco del ataque

Más de 140 personas han muerto y centenares han resultado heridas este sábado en Saná, la capital de Yemen, en bombardeos aéreos atribuidos por los rebeldes hutíes a la coalición árabe contra una multitud que asistía a un funeral en la capital.

El balance ha sido suministrado por un alto responsable del Ministerio de Sanidad controlado por los rebeldes, Naser Al Argaly, que ha indicado que podría aumentar.

Según la página web de los rebeldes, sabanews.net, la coalición liderada por Arabia Saudí sería la responsable del ataque aéreo.

"Decenas de ciudadanos cayeron como mártires o han sido heridos en este ataque de la aviación (...) saudo-estadounidense", han afirmado los rebeldes en su sitio web, en referencia a la coalición árabe bajo liderazgo saudí.

Los bombardeos se han producido mientras Arabia Saudí, que lidera una coalición contra los rebeldes chiitas hutíes desde marzo de 2015, está siendo vigilada de cerca por haber sido responsable, supuestamente, de la muerte de civiles por sus bombardeos.

Los equipos de rescate han retirado los cuerpos calcinados y tratan de sacar otros atrapados entre los escombros. Algunos heridos han perdido sus piernas y están siendo tratados allí mismo por voluntarios.

Los aviones de la coalición atacaron un edificio en la capital, controlado por los rebeldes, donde un grupo de personas se había reunido a media tarde para presentar su pésame por la muerte de la madre del ministro de Interior rebelde, Yalal al Ruishan, añade Sabanews.net.

La cadena de televisión rebelde Almasirah ha afirmado que el alcalde de Saná, Abdel Qader Hilal, está entre los fallecidos.

Gente de todas partes había acudido a Saná para asistir al funeral, ha precisado Mulatif Al Mojani, testigo de los bombardeos. "Un avión lanzó un misil y minutos después otro avión atacó el edificio", ha dicho.

Otro testigo, bajo condición de anonimato, ha descrito el ataque como un "crimen de guerra". "Era el funeral de un hombre en Saná y ahora se ha convertido en el funeral de decenas de yemeníes", ha afirmado.

Los hutíes se apoderaron de Saná hace más de dos años y controlan también otras regiones del país. El gobierno yemení, que tuvo que huir del país, intenta recuperar el terreno perdido con el apoyo de la coalición árabe liderada por la vecina Arabia Saudí.

Más de 6.700 personas, la mayoría, civiles, han muerto en Yemen desde que la coalición iniciara su campaña en apoyo de Hadi, según Naciones Unidas.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos han acusado a la coalición de cometer "errores" después de que sectores civiles se hayan visto alcanzados por sus bombardeos.

Un informe de la ONU publicado en agosto afirmaba que los bombardeos de la coalición árabe podrían haber causado alrededor de la mitad de las muertes de civiles en Yemen.

El documento instaba a la creación de un organismo independiente que investigue las violaciones cometidas supuestamente por los dos bandos, después de que 4.000 civiles hayan perdido la vida.