El Dáesh pierde Raqa, su principal bastión en Siria

Miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias celebran la toma de Raqa. / Bulent Kilic (Afp) I Atlas

La alianza antiyihadista apoyada por Estados Unidos ha afirmado este martes haber retomado el «control total» de la ciudad tras más de cuatro meses de combates

COLPISA / AFPDamasco

La ciudad de Raqa, que fue la "capital" del grupo yihadista Dáesh en Siria, ha caído totalmente este martes en manos de las fuerzas apoyadas por Estados Unidos tras varios meses de combates.

La caída de Raqa es una nueva derrota para el grupo yihadista, que perdió mucho terreno en Siria y en la vecina Irak tras múltiples ofensivas para expulsarlo de las regiones que conquistó desde 2014.

La alianza antiyihadista apoyada por Estados Unidos ha afirmado este martes haber retomado el "control total" de la ciudad tras más de cuatro meses de combates.

Las operaciones militares en la que fuera "capital" del Dáesh en Siria "terminaron (...) la ciudad está bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)", ha indicado un portavoz de esta alianza, Talal Sello.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) había señalado poco antes que las FDS habían tomado el estadio municipal de la ciudad, última posición de los yihadistas en Raqa.

"Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) lograron capturar el estadio municipal [en el centro de la ciudad] tras ingresar y rastrear la mayor parte del sector", ha comunicado Rami Abdel Rahman, director del OSDH, precisando que "la mayoría de los yihadistas se rindió".

Las FDS habían tomado por la mañana el hospital de Raqa. "El hospital nacional fue liberado (...), 22 combatientes extranjeros resultaron muertos", anunciaron en su página web las FDS, que precisan que "los combates siguen (...) cerca del estadio", en poder de los yihadistas.

La antigua "capital" del Dáesh en Siria se convirtió en símbolo de las atrocidades de la organización yihadista, desde donde se habrían planificado atentados contra varios países, sobre todo en Europa.

Los últimos días, en virtud de un acuerdo negociado por responsables locales y representantes tribales, los últimos civiles atrapados en la ciudad pudieron ser evacuados y los yihadistas sirios fueron autorizados a dejar la ciudad, según las FDS.

Unos 275 yihadistas sirios y sus familias fueron evacuados. No fue posible en lo inmediato saber si fueron autorizados a ir a otras regiones aún en manos del Dáesh.

La coalición internacional liderada por Washington repitió que los combatientes extranjeros no serían autorizados a dejar Raqa. "Lo último que queremos es que los combatientes extranjeros sean liberados para poder regresar a sus países de origen y causar más terror", declaró el domingo el portavoz de la coalición, el coronel estadounidense Ryan Dillon.

Retroceso yihadista

Desde hace meses la organización ultrarradical retrocede en Siria e Irak, frente al poder de fuego de las diferentes fuerzas en el terreno apoyadas por Rusia o por Estados Unidos.

En la provincia de Deir Ezzor (este), vecina de Raqa y fronteriza de Irak, los yihadistas enfrentan dos ofensivas paralelas: por un un lado a las fuerzas del régimen sirio apoyadas por Rusia, y por el otro a las de las FDS, apoyadas por la coalición internacional.

Las fuerzas de Damasco lograron reconquistar importantes sectores situados entre la capital provincial, Deir Ezzor, y la ciudad de Mayadin, en la orilla este del Eufrates, según ha anunciado este martes el OSDH.

"No es una región desértica, son localidades en el río Eufrates que eran bastiones de EI", jha precisado el director del OSDH, que ha asegurado que continúan los combates en una localidad del sector.

La guerra en Siria comenzó en 2011 tras la represión de manifestaciones pacíficas. Con los años se convirtió en un conflicto con múltiples actores. Hasta ahora dejó más de 330.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

Fotos

Vídeos