El Comercio

La primera estadística alemana de violencia de género revela 331 muertas en 2015

Mujeres protestan en Madrid por los casos de villencia machista.
Mujeres protestan en Madrid por los casos de villencia machista. / Efe
  • El informe asegura que el 49% de las víctimas vivían con sus parejas en el momento de la agresión

Un total de 331 mujeres murieron el año pasado a mano de sus parejas o exparejas en Alemania, según se desprende de la primera estadística sobre violencia de género realizada y presentada hoy por el Gobierno alemán.

"Necesitamos estas cifras porque nos ayudan a hacer visible la violencia doméstica", declaró en rueda de prensa la titular de Familia, Manuela Schwesig, al referirse a los "estremecedores números", que hablan de más de 104.000 mujeres agredidas por sus parejas en 2015.

El 49% de las mujeres víctimas de violencia machista vivían con sus parejas en el momento de la agresión, precisa el informe. La ministra subrayó que "la violencia domestica contra mujeres, contra hombres y contra niños no es un asunto privado", sino que constituye "un delito, y como tal debe ser perseguido", y exige la implicación de toda la sociedad.

La estadística elaborada, añadió, contabiliza sólo los casos de violencia de género registrados por la Policía, pero hay que asumir la existencia de una cifra considerable de agresiones no denunciadas ni conocidas.

11.400 casos de lesiones graves

Entre las denuncias con las mujeres como víctimas, la policía contabilizó el año pasado más de 65.800 casos de lesiones físicas leves y más de 11.400 graves, más de 16.200 amenazas y más de 7.900 situaciones de acoso, además de las 331 víctimas mortales.

El informe, que estudia la evolución de estos delitos desde 2012, se refiere asimismo a los hombres víctimas de agresiones en la pareja, que representan el 18% de los 127.457 casos registrados.

En año pasado murieron en Alemania 84 hombres víctimas de maltrato en el ámbito de la pareja, según esta estadística. La violencia doméstica "no es un tema marginal, sino que se produce en medio de nuestra sociedad", agregó la ministra de Familia, quien subrayó la necesidad de romper el tabú que representa para muchos hablar de este tipo de agresiones.

Desde humillación hasta abusos sexuales

Según explicó el presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), Holger Münch, "la violencia contra las mujeres tiene muchas caras". "En esta primera evaluación de los casos registrados en la policía hemos podido determinar que (esta violencia) va desde formas sutiles como humillación, insultos e intimidación, abusos psicológicos, físicos y sexuales, hasta violaciones y homicidios", manifestó.

Münch reconoció que "las víctimas de violencia doméstica con frecuencia no ven ninguna solución a su situación, no son percibidas y no se hacen notar".

"Ninguna mujer, ningún hombre debe pensar que está solo con su problema. Deben saber que hay una salida", dijo la ministra Schwesig al recordar el teléfono de atención a las víctimas de violencia contra las mujeres creado hace tres años y que presta asesoramiento de manera gratuita y anónima las 24 horas del día y en 15 idiomas.

La situación es aún más dramática cuando hay menores que sufren de manera directa o indirecta estas agresiones en el hogar y que las entienden como un medio para la solución de conflictos, advirtió el presidente de la BKA, quien advirtió de que "la violencia es algo que se aprende".