El Comercio

Isabel II admite que es difícil evitar el ánimo «sombrío» que vive el Reino Unido

Isabel II conversa con unos bomberos.

Isabel II conversa con unos bomberos. / Efe

  • En un mensaje divulgado hoy por el palacio de Buckingham, la soberana resalta que el país ha mostrado determinación en medio de la "adversidad" y ha ofrecido solidaridad a los afectados

La reina Isabel II ha admitido este sábado que es difícil evitar el ánimo "sombrío" que vive el Reino Unido tras las tragedias de este año en el país, como los atentados terroristas y el reciente incendio en una torre residencial de Londres. En un mensaje divulgado hoy por el palacio de Buckingham, con motivo de celebrar su cumpleaños oficial, la soberana, de 91 años, resaltó que el país ha mostrado determinación en medio de la "adversidad" y ha ofrecido solidaridad a los afectados. La reina presidió hoy un minuto de silencio ante el palacio de Buckingham en recuerdo de las víctimas.

En los últimos tres meses, hubo dos atentados terroristas en la capital británica -uno ante el Parlamento de Westminster en marzo y otro en junio en el Puente de Londres-, y otro el pasado mayo en el estadio Manchester Arena al término de un concierto. En la madrugada del pasado miércoles un incendio arrasó una torre residencial del oeste de la capital británica, que provocó al menos 30 muertos y dejó sin hogar a numerosas personas.

En ese sentido, la jefa de Estado británica señala en su nota que hoy es "tradicionalmente un día de celebración. Este año, sin embargo, ha sido difícil escapar el ánimo sombrío nacional". "En los últimos meses, el país ha sido testigo de una sucesión de tragedias terribles. Como nación, seguimos meditando y rezando por todos aquellos que han resultado directamente afectados por estos eventos", subraya la reina Isabel II.

En su nota, la reina dice que en sus recientes visitas a los lugares afectados en Manchester y Londres, se sintió asombrada por la "inmediata inclinación de la gente en todo el país por ofrecer consuelo" hacia los que "desesperadamente" necesitan ayuda. Agrega que, "unidos en la tristeza, estamos igualmente determinados, sin temor ni favor, a apoyar a los que reconstruyen sus vidas tan horriblemente tocadas por la herida o la pérdida".

La soberana visitó en mayo a los heridos en el hospital de niños Royal Manchester después de un ataque con bomba en el estadio de la ciudad, en el que 22 personas murieron, entre ellos niños, al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. También ayer, Isabel II se acercó con el duque de Cambridge -su nieto y segundo en la línea de sucesión al trono- hasta el oeste de Londres para hablar con los afectados por el incendio y con los voluntarios que ayudan a las víctimas. Aunque su cumpleaños es el 21 de abril, la reina lo celebra de manera oficial el tercer sábado de cada mes de junio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate