Le exigen cocinar «al estilo occidental» para alquilar un piso en Ámsterdam

Una mujer iraquí hace público el email de una inmobiliaria en el que le exigían evitar «el uso de especias o hierbas» como condición para visitar la vivienda

EFELa Haya

Una inmobiliaria holandesa exigió a una mujer de nacionalidad iraquí cocinar solo "al estilo occidental", sin el uso de especias ni hierbas, como condición para alquilarle cualquiera de los dos apartamentos en Ámsterdam en los que estaba interesada. "Estamos muy sorprendidos y consternados por las palabras discriminatorias que se usaron", ha lamentado Carolien van den Neste, la propietaria de los pisos cuyo alquiler gestionaba la inmobiliaria Executive Home Rentals (EHR), con sede en Ámsterdam.

La iraquí Maysaa Munaf, desplazada a Ámsterdam hace una semana, escribió a la agencia en cuestión por correo electrónico para concretar una visita a dos pisos localizados en el centro de la capital holandesa. La inmobiliaria respondió a su petición que solo concretaban una cita para enseñarle los apartamentos si Munaf se comprometía a "cocinar únicamente al estilo occidental".

En el correo electrónico, compartido por la interesada en las redes sociales, la agencia argumentaba que los inquilinos "cocinan durante muchas horas usando hierbas de forma innecesaria". Y añadieron que si Munaf estaba de acuerdo con las condiciones, podrían "ofrecer una visita el viernes".

La inmobiliaria ha recibido críticas tanto en las redes sociales como en la prensa nacional e internacional, así como en la esfera política. El partido laborista PvdA ha exigido investigar si se ha violado la ley con esta polémica, qué consecuencias debe tener la respuesta de la agencia y si el municipio debe mantener una relación de negocios con la inmobiliaria. El PvdA ha planteado ya la cuestión en el Ayuntamiento y el consejo de la alcaldía.

Lluvia de críticas

Ante la lluvia de críticas que provocó la respuesta de Executive Home Rentals, la propietaria de los dos apartamentos gestionados por la inmobiliaria, Van den Neste, contactó a la prensa holandesa para distanciarse de la condición recogida en ese correo.

Afirmó que ella y su marido acordaron con la agencia que buscan un inquilino con el perfil de expatriado, soltero o una pareja, no fumador/es, y la presencia de mascotas estará sujeta a negociación. No había ninguna otra exigencia para poder alquilar el piso, recalcó.

Este fin de semana, el director de EHR, Michel Rootring, describió la definición "cocinar al estilo occidental" como un término "desafortunado", pero subrayó que esa era una demanda hecha por los propietarios y los vecinos porque "el piso es sensible a la extensión de los olores".

Sin embargo, la asociación de propietarios (VVE) del edificio también negó tener alguna queja sobre la manera de cocinar de los residentes. "Nunca hemos hablado de la cocina dentro del VVE. No estoy nada contento con que se nos culpe de esto", lamentó un portavoz de los propietarios al diario Volkskrant.

«¿Debería cocinar solo coles de Bruselas?»

Munak, iraquí de 31 años que se mudó a Ámsterdam para trabajar como consultora, subrayó que este episodio que ha vivido a su llegada a Holanda demuestra que "el racismo está muy vivo" en el país. "Me parece muy racista. En realidad no me podía creer lo que estaba leyendo. ¿Qué es la cocina occidental? ¿Debería cocinar solo coles de Bruselas?", criticó Munaf, aludiendo a que estas también huelen al cocinarlas.

La joven volvió a comentar en la captura de pantalla que compartió en Facebook y Twitter, y explicó que había respondido al correo electrónico para "describir" sus sentimientos. "La empleada dijo que no quería ser racista, sino informarme de las condiciones. Me di cuenta de que aunque su intención no fuese ser racista, yo lo sentía así, eso me afectó y ya no quiero esa casa", detalló la afectada.

Por su parte, Michel negó que su inmobiliaria sea "racista" y argumentó que "en todos los hogares se buscan los inquilinos adecuados" para el piso. "Hay casas más antiguas, en las que el olor llega fácilmente al vecino. Para prevenir problemas y peleas, intentamos informar a los inquilinos lo mejor posible. El correo está destinado a ser información, y no racismo. Es muy desafortunado que la mujer lo haya experimentado como tal", concluyó.

Fotos

Vídeos