Pánico en Oxford Street

Varios policías, en el lugar del "incidente"./Reuters
Varios policías, en el lugar del "incidente". / Reuters

El imaginado sonido de dos disparos o una pelea en la estación de metro, posibles causas de una estampida general en Black Friday

IÑIGO GURRUCHAGA Londres

Los vídeos filmados minutos después de la estampida que ha generado alarma sobre un nuevo atentado terrorista en Londres muestran que el pánico no fue generalizado. Peatones observaban la escena o caminaban con calma mientras otros corrían por las calles adyacentes a Oxford Circus como si en ello les fuera la vida. Cuando la alarma se ha disipado, la pregunta aún sin respuesta es qué provocó el pánico.

Una mujer joven afirmaba a 'The Sun' que había visto el inicio de una pelea entre dos bandas juveniles en el interior de la estación de metro. Una periodista de la BBC que se encontraba en la vecina Carnaby Street había oído dos veces el sonido de disparos o explosiones: pum, pum. Pero la Policía ha desactivado su operación de respuesta a la alarma sin encontrar evidencias de disparos o heridos.

El primer comunicado de la Policía Británica de Transporte (BTP), que patrulla las redes del transporte público, decía que estaba respondiendo “a un incidente con un cliente”, aunque la expresión utilizada podría referirse también a varios clientes. Scotland Yard activó los mecanismos de una operación antiterrorista, con policías armados presentes rápidamente en las calles comerciales abarrotadas en 'Black Friday'.

La suma de algún incidente que parece menor y del rápido despliegue policial desencadenó una reacción angustiosa. La gente corrió en la estación de Oxford Circus, en las calles colindantes evacuadas por los policías desplegados, los comercios abrieron y cerraron sus puertas para cobijar a clientes asustados. Se han crerrado dos estaciones de metro. Hubo caídas, alguna lesión leve.

Ocurrió también hace un mes en el barrio de los museos, en la esquina donde convergen el Museo Victoria & Albert, el de Historia Natural y el de Ciencia. Hubo estampidas, rápido despliegue policial, alarma terrorista, pero más tarde se desveló que el conductor de un taxi había perdido el control de su vehículo y se había estrellado contra otros, que estaban aparcados.

Terror

La Policía mantiene un despliegue en las calles del centro de Londres para tranquilizar a los que transitan por ellas. Los grandes almacenes Selfridges, de Oxford Street, anuncian que abrirán mañana a las nueve porque algunos clientes no han podido hacer sus compras hoy. Los príncipes Guillermo y Catalina confirmaron su asistencia al Royal Variety, espectáculo tradicional en estas fechas, con un pequeño retraso por el atasco del tráfico.

En una hora y media la alarma iniciada por llamadas telefónicas a la Policía sobre disparos en la estación de Oxford Circus, poco después de las 16.30, se había disipado. La capital británica ha vivido en los últimos meses atentados en lugares concurridos- en el puente de Westminster, en el mercado de Borough, en la mezquita de Finsbury- y dos alarmas provocadas por un terror sin motivo concreto.

Temas

Londres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos