KFC se queda sin pollo en Reino Unido

La compañía estadounidense se ha visto obligada a cerrar centenares de restaurantes por problemas logísticos

ATLAS ESPAÑA

Llegar con hambre al Kentucky Fried Chicken y ver un cartel de que no se sirve pollo provoca en muchos clientes británicos una sensación de enfado fácil de comprender. Más aún cuando se dan cuenta de que el problema es que en el restaurante, conocido por su pollo frito, lo que falta es, precisamente, eso, pollo.

La compañía estadounidense se ha visto obligada a cerrar centenares de restaurantes en el Reino Unido e Irlanda por un problema operativo con su proveedor logístico. «No entiendo cómo puede quedarse sin pollo una cadena que vende eso», dice este jóven cliente.

La firma cuenta con 900 establecimientos en Reino Unido e Irlanda, de las que, al menos, dos tercios han cerrado el pasado lunes. Las que han abierto, en la mayoría de casos, no ofrecen todos los productos de la carta. «Sabemos que esto puede haber molestado a algunos de los clientes y decepcionado al querer su dosis de pollo frito; realmente lo lamentamos», ha dicho la empresa en un comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos