El FMI rebaja su previsión de crecimiento de Reino Unido debido al impacto del 'Brexit'

El FMI rebaja su previsión de crecimiento de Reino Unido debido al impacto del 'Brexit'

El Fondo Monetario Internacional advierte de que el impacto negativo ya es evidente pese a que la salida de la UE no se hará efectiva hasta 2019

EUROPA PRESSWASHINGTON

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha decidido revisar una décima a la baja su previsión de crecimiento económico de Reino Unido para este año, hasta el 1,6%, debido a la presión que el Brexit está ejerciendo sobre el país, frente a la recuperación generalizada de la economía mundial.

Así se desprende de las conclusiones preliminares del artículo IV elaborado por el organismo internacional sobre la economía británica, donde destaca que, aunque la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) no se hará efectiva hasta 2019, el impacto negativo ya es evidente.

"Nuestro pronóstico es un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,6% para este año y del 1,5% para 2018, lo que, en relación con las revisiones al alza que estamos realizando para otras economías avanzadas resulta un tanto decepcionante", señala el documento.

Más información

Asimismo, la institución monetaria presidida por Christine Lagarde sostiene que es probable que las empresas continúen difiriendo algunas decisiones de inversión y que la demanda interna continúe lastrada hasta que haya una mayor claridad sobre la futura relación comercial de Reino Unido con la UE.

También considera que el Brexit tiene el potencial de remodelar la estructura de la economía británica. "El impacto dependerá de la naturaleza del acuerdo final y puede llevar muchos años materializarse por completo. Sin embargo, en los próximos años la agricultura, la manufactura y los servicios se verán afectados por los cambios en el marco comercial, la estructura regulatoria y el mercado laboral", subraya el FMI.

Sector público

Del mismo modo, advierte de que el Brexit empeorará las finanzas públicas, al tiempo que indica que al aumentar las presiones sobre el gasto público, cualquier futuro intento de reducción del déficit deberá provenir de aumentos de impuestos y no de la política de austeridad aplicada durante los últimos siete años.

Según apunta, esto implica la necesidad de que el Gobierno se enfrente a la "difícil" decisión sobre el futuro tamaño del sector público, así como el modo de financiación de los servicios públicos.

"El impacto potencial de todos los riesgos que implica el Brexit se magnifican por la necesidad de financiar el gran déficit en cuenta corriente de Reino Unido, lo que hace que la economía sea vulnerable a los cambios en las expectativas de los inversores", señala.

"La reducción del déficit desde la crisis financiera se ha basado principalmente en medidas de gasto (...) en el futuro se puede requerir un enfoque más equilibrado para la reducción del déficit", asevera el documento.

Riesgos para el sector financiero

El sector financiero -que representa alrededor del 7% del PIB, del 10% de los ingresos fiscales y del 14% de las exportaciones- puede verse "particularmente afectado" en ausencia de un acuerdo que permita que la mayoría de los servicios financieros proporcionados desde Reino Unido se mantengan.

El FMI explica que las pruebas de estrés realizadas recientemente por el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) sugieren que los principales bancos de Reino Unido están lo suficientemente bien capitalizados para resistir a un Brexit 'desordenado'. No obstante, el organismo internacional cree que incluso un Brexit 'ordenado' podría implicar cambios significativos para el sector.

Así, bajo un escenario de riesgo extremo de un Brexit 'desordenado', las políticas "deberían estar orientadas a apoyar la estabilidad macroeconómica y financiera", señala el FMI. En caso de una reacción adversa en el mercado, con marcadas disminuciones en el rango de los precios de los activos, el BoE deberá asegurarse de que el sistema financiero tenga una liquidez adecuada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos