El Comercio

fotogalería

Pelayo ha sido operado esta mañana de cataratas. / Álex Piña

Pelayo vuelve a ver

  • Una clínica veterinaria de Oviedo lleva a cabo una intervención pionera al operar de cataratas a un aguilucho lagunero

Una clínica veterinaria de Oviedo se ha encargado hoy de llevar a cabo una operación pionera. Se trata ni más ni menos que una intervención para corregir las cataratas de un ejemplar de aguilucho lagunero, un tipo de ave sobre el que no se tiene constancia de esta cirugía.

El ejemplar tratado, que ya ha sido bautizado como Pelayo, fue encontrado por el Seprona hace ocho meses en Lena y trasladado al zoo El Bosque. «Este ejemplar seguramente pasó la cordillera desde León y cayó desvanecido en Pola de Lena donde fue encontrado por agentes del Seprona. Llegó tan desnutrido que hubo que practicarle la alimentación forzada un tiempo», ha explicado el zoo ovetense. La operación de cataratas era su única opción. «Un ave de estas características ciego no tiene posibilidades de tener una vida digna ni en cautividad», señalan.

El aguilucho lagunero es un ave habitual en gran parte de España, aunque en Asturias existe solo una cita de una pareja en la Ría de Villaviciosa. Normalmente emigran desde los países del Este hasta la península para criar, pero lo más frecuente es que procedan de África, donde está la mayor población actual. En España llegan hasta Castilla y León algunos ejemplares, la mayoría de la población está en Andalucía y existen algunas parejas estables durante todo el año.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate