Un juez les ordena cortar las cuerdas vocales a sus perros para que no molesten a los vecinos

Los vecinos han presentado varias denuncias desde el año 2002 por los ladridos de los animales

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Controvertida resolución judicial. Un tribunal de Oregón (Estados Unidos) ha ordenado a una pareja a cortar las cuerdas vocales a sus perros ante las reiteradas quejas de los vecinos.

El tribunal ha hecho ha desoído las alegaciones de los propietarios de los animales, Karen Szewc y John Updegraff, que utilizan a sus animales para cuidar su rebaño de ovejas.

El caso se remonta quince años atrás. Fue entonces cuando la pareja adquirió los primeros mastines tibetanos para cuidar su rebaño de ovejas. Ante sus ladridos, los vecinos denunciaron y ya en 2004 se sancionó a los propietarios por violar una disposición de molestias públicas y "permitir que dos de sus perros ladrasen con frecuencia y de manera continuada". Volvieron a los tribunales en el año 2012, cuando ya eran seis los animales implicados.

En 2015, un jurado impuso a los dueños de los animales una sanción de 238.000 dólares y este miércoles el Tribunal de Apelaciones ha decidido que deberá costear la extirpación de las cuerdas vocales de los perros, una operación conocida como cordectomía que ha desatado la polémica en el estado.

Fotos

Vídeos