El Comercio

Ateca, el mejor Seat

  • El Seat Ateca con motor 2.0 litros TDI de 150 CV y tracción total es el más polivalente y tecnológico de la gama

Tras su presentación el pasado mes de julio, se puede afirmar que el nuevo Ateca supone uno de los lanzamientos comerciales de mayor éxito y el mejor coche fabricado por la marca española en su ya larga historia, como demuestran los más de 6.000 pedidos recibidos, cuyas entregas comenzarán a realizarse a partir de la semana próxima.

El nuevo Ateca entra en el segmento de mercado de mayor crecimiento en Europa, y está disponible en una amplia gama de variantes, que permite elegir entre propulsores turbo de gasolina (TSI) o diésel (TDI), con una potencia de entre 115 CV y 190 CV, con tracción delantera o total, además de cajas de cambios manuales o automáticas DSG de tipo “doble embrague”.

Diseño inconfundible

El diseño del Ateca es absolutamente inconfundible. La rotunda parrilla elevada de gran tamaño contrasta con los faros afilados y las prominentes entradas de aire, no dejando lugar a dudas sobre el carácter dinámico del coche. Los faros full led, de serie en la versión de acabado “Excellence”, ofrecen una excelente iluminación. Combinados con las luces de conducción diurna, la impresión del conjunto resulta inconfundible.

En el habitáculo, los aspectos clave son la posición elevada de los asientos, la perfecta visibilidad del frontal del vehículo y las robustas molduras de las puertas. El puesto de conducción presenta una línea horizontal centrada claramente en el conductor, con los controles muy agrupados, mientras que los dispositivos de visualización, como la pantalla de información y entretenimiento de 8 pulgadas, pueden consultarse sin apenas desviar la mirada.

El frontal del Ateca llama la atención por la parrilla elevada de gran tamaño que contrasta con los faros afilados y las prominentes entradas de aire.

Diseño característico

El frontal del Ateca llama la atención por la parrilla elevada de gran tamaño que contrasta con los faros afilados y las prominentes entradas de aire.

Toda la gama de motores del Ateca están dotados de turbo e inyección directa de combustible. La versión TDI de 150 CV que nos ocupa, ofrece unas excelentes cifras de prestaciones acompañadas de un consumo de combustible muy contenido. Cabe destacar su elevada cifra de par máximo (340 Newton metro), disponible desde tan solo 1.750 vueltas. Por eso, su respuesta es sumamente progresiva desde muy bajo régimen y, al mismo tiempo, aporta un notable agrado de uso.

La unión de este motor con el sistema de tracción total “4Drive”, permite circular sin problemas sobre cualquier tipo de superficie. La tracción a las cuatro ruedas del Ateca es uno de los sistemas más modernos y eficaces de su clase, con un nuevo embrague hidráulico multidisco controlado electrónicamente que responde con suma rapidez a todas las situaciones de conducción imaginables y ofrece una clara ventaja en cuanto a seguridad activa y comportamiento.

Una vez que el conductor ha entrado en el vehículo, el pulsador de encendido y arranque se ilumina y comienza a palpitar para indicar que el coche está totalmente listo para la siguiente aventura sobre ruedas.

El sistema “Drive Profile” está a mano para adaptar el Ateca a la situación de conducción, las condiciones del terreno y las preferencias personales en cada momento, gracias al botón “Driving Experience” de la consola central y sus modos “normal”, “sport”, “eco” e “individual”. Todas las versiones del Ateca con tracción a las cuatro ruedas disponen además de modos de conducción para nieve y “offroad”, junto con la función de control de descenso de pendientes.

El modelo Ateca 2.0 TDI CR 150 CV 4Drive (quizás el más atractivo de toda la gama, por su nutrido equipamiento, prestaciones y sistemas de seguridad disponibles) es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 9 segundos y alcanza una velocidad punta de 196 km/h, todo ello con un consumo medio de tan solo 5,1 litros.

El nuevo Ateca se encuentra entre los vehículos más ligeros de su segmento (algo más de 1.500 kilos), lo que garantiza una conducción muy ágil y eficiente. Los sistemas de recuperación de energía en deceleración y frenada y el sistema “Start & Stop” de arranque y parada automáticos también contribuyen a mejorar las cifras de consumo del Ateca.

Además, incorpora los más novedosos sistemas de asistencia a la conducción, que aumentan sobremanera la seguridad y confort a bordo del nuevo modelo de la marca española. El “Traffic Jam Assist” es una función de asistencia que ofrece un mayor confort en situaciones de tráfico con paradas intermitentes frecuentes. En retenciones de tráfico, el Ateca maniobra, acelera y frena automáticamente dentro de los límites del sistema. A una mayor velocidad, hasta aproximadamente 60 km/h, el sistema proporciona asistencia con control de velocidad y mantenimiento del carril.

El salpicadero presenta una línea horizontal centrada en el conductor, con los controles muy agrupados, con una pantalla de información y entretenimiento de un diámetro de 8 pulgadas.

Completo interior

El salpicadero presenta una línea horizontal centrada en el conductor, con los controles muy agrupados, con una pantalla de información y entretenimiento de un diámetro de 8 pulgadas.

El sistema “Front Assist” para atascos utiliza como base el sistema de control de crucero adaptativo (ACC) controlado por radar. En los viajes largos por carretera este sistema es muy útil ya que puede frenar de manera autónoma en caso de peligro dentro de un intervalo de velocidades determinado. Hasta ahora, el sistema de frenado de emergencia solo reconocía vehículos. En el nuevo Ateca, es más avanzado y también reacciona ante la presencia de peatones.

Cambiar de carril de circulación es ahora más seguro que nunca con la ayuda de un práctico asistente para la detección del ángulo muerto de visión trasera. Dos sensores de radar vigilan el tráfico que circula detrás del Ateca por ambos lados. Una señal visual en el retrovisor exterior advierte de la aproximación de vehículos en el ángulo muerto.

Con la alerta de tráfico posterior, resulta más fácil salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento. Unos sensores de radar vigilan el tráfico y alertan de posibles colisiones por si se acercan otros vehículos por los lados. El módulo de sensores de radar del asistente de aparcamiento marcha atrás detecta objetos a distancias de hasta 25 metros. Si existe peligro de colisión, el asistente de aparcamiento marcha atrás emite en primer lugar una señal visual, a la cual sigue una señal acústica. Si el conductor no interviene y existe peligro de colisión directa, el asistente activa un frenado automático que puede mitigar la gravedad del accidente.

Cuatro cámaras abarcan toda el área que rodea al Ateca. La imagen recogida se muestra en el monitor en forma de vista aérea o cenital, facilitando la maniobra al aparcar en espacios reducidos. Esta protección también se extiende a las llantas de aleación: uno de los cuatro modos de imagen muestra una de las llantas frontales, o las cuatro llantas a la vez, con unas líneas que indican su proximidad al bordillo.

La última versión del asistente de aparcamiento “Park Assist 3.0” garantiza un estacionamiento sin complicaciones en cualquier circunstancia, tanto en línea como en batería. También es capaz de estacionar en espacios reducidos, calcula la mejor trayectoria, corrige la dirección por sí solo y advierte de posibles obstáculos.

Frenada de emergencia

La función “Emergency Assist”, con la que, si el conductor permanece inactivo durante cierto periodo de tiempo, el vehículo envía una advertencia, primero visual y luego acústica, seguida finalmente por una pulsación breve de los frenos. Si todavía no hay ninguna reacción, el vehículo se detiene hasta pararse sin salirse del carril.

Por último, el asistente de luz en garantiza una iluminación óptima de la carretera frente al vehículo -y más aún en combinación con los potentes faros led- sin deslumbrar ni molestar al tráfico en sentido opuesto. La cámara ubicada en el espejo retrovisor identifica el tráfico delantero cercano o el tráfico en sentido contrario y cambia de cortas a largas y viceversa según corresponda.

El nuevo Ateca también ofrece el máximo nivel de conectividad gracias a la última generación de sistemas de información y entretenimiento “Easy Connect”, la conexión “Full Link” y la exclusiva aplicación “SEAT ConnectApp”. La pantalla de 8 pulgadas es el corazón del sistema, mientras que la “Connectivity Box” ubicada en la consola central permite, por primera vez, cargar “smartphones” de forma inalámbrica.