El Comercio

MUNDIAL 2014

«¡Felipao, vete tú al infierno!»

Scolari se tapa la cara en la semifinal contra Alemania.
Scolari se tapa la cara en la semifinal contra Alemania. / Efe
  • La prensa brasileña destroza a su selección y a su entrenador

Vejación, vergüenza en el país del fútbol, humillación: la prensa brasileña no ahorró críticas este miércoles contra su selección y su entrenador, y exigió un cambio de rumbo tras la caída estrepitosa ante Alemania que «revivió el trauma de 1950».

«Selección sufre la peor derrota de la historia», tituló a toda página el diario Folha de Sao Paulo, sobre una enorme fotografía muy oscura donde apenas destaca el trágico marcador 7-1 del estadio Mineirao de Belo Horizonte donde se jugó el partido.

El diario recuerda que por segunda vez Brasil perdió su oportunidad de ser campeón en casa, aunque marca una diferencia entre el Mundial de 1950, cuando cayó por 2-1 contra Uruguay en una final «trágica», y éste: «La derrota de 2014 estuvo marcada por la humillación».

«El infierno de Dante», tituló su columna de opinión el comentarista deportivo Juca Kfouri, que en su texto para Folha dijo que retrocedió tanto en su fútbol que «invertimos las prioridades».

«Esta derrota tiene que servir para hacer de esta merecida lección una base para los nuevos tiempos» tal como los alemanes hicieron después de su Mundial de 2006, comentó, y pidió castigo a los corruptos del fútbol y saneamiento de las finanzas de los clubes.

«Tiempo de cambio», escribió el diario O Estado de Sao Paulo. «El fútbol brasileño necesitará un choque de gestión e inversiones en estructura para intentar borrar el fiasco de la Copa del Mundo en los próximos años», planteó.

Rediseño del organigrama y cargos más profesionales es el primer paso para la remodelación, insistió O Estado.

Proceso de desconfiguración

Y abundó: «No hay ni rastro del fútbol de Pelé, Garrincha, Romario, Ronaldo y tantos otros, en un proceso de desconfiguración que se aceleró a lo largo de los últimos años».

«Felicitaciones», escribió con ironía en su portada el popular rotativo Extra, sobre una enorme fotografía en blanco y negro del gol de Alcides Ghiggia que dio el triunfo a Uruguay en el ‘Maracanazo’.

¿Para quién las felicitaciones? «Para los subcampeones de 1950, que siempre fueron acusados de la mayor vejación del fútbol brasileño. Ayer ¿por el martes9 conocimos lo que es un vejación de verdad», añadió Extra en el subtítulo.

«¡Vete tú al infierno, Felipao!», tituló el popular diario O Dia de Rio de Janeiro, señalando que el técnico, «responsable de la peor humillación de la Seleçao en más de un siglo de historia», mandó al infierno la semana pasada a quienes no les gustara su manera de hacer las cosas.

Para O Dia, los problemas de la Seleçao van desde la presión que sintió por ganar en casa, un mediocampo «estático» y «sin creación» hasta la ‘Neymardependencia’: «Contra Alemania, la selección no resistió sin el camisa 10», que quedó fuera del Mundial en cuartos de final tras sufrir una fractura en una vértebra lumbar en el partido con Colombia.

Hasta el diario Valor, una publicación económica muy seria y respetada en Brasil, se sumó al sentir general: «Vejación de la selección choca al país», tituló el periódico, que se pregunta «cuál será el impacto del desastre en la campaña presidencial que ya comenzó».