El Comercio

Neymar: «Quiero que Messi gane el Mundial»

Neymar, en camilla el día de su lesión.
Neymar, en camilla el día de su lesión. / Efe
  • La amistad del astro de la 'canarinha' con Leo y Mascherano están por encima de la rivalidad histórica entre Brasil y Argentina

La rivalidad histórica en Argentina y Brasil no le ha impedido a Neymar decantarse sin ambages por la albiceleste para la final del domingo en Maracaná contra Alemania. El delantero barcelonista antepuso la buena relación que tiene tanto con Messi como con Mascherano a los deseos de su país. “Tengo dos compañeros en Argentina. Messi merece ser campeón porque lo ha ganado casi todo en su carrera y por lo que significa en el fútbol. Es un amigo y le deseo mucha suerte en la final. Espero que Messi y Mascherano sean campeones del Mundial 2014 porque son mis amigos. Voy a animar a Argentina, aunque suene raro que un brasileño diga esto”.

Neymar volvió esta noche a la concentración de la selección brasileña en Teresópolis para apoyar a sus compañeros de la seleçao tras el varapalo de la goleada contra Alemania en el 'Mineirazo' de Belo Horizongte. El brasileño llegó caminando y mejor de lo que estaba cuando se lesionó hace una semana.

En una rueda de prensa emotiva, y ofrecida por sorpresa, seguramente para desviar la atención en la 'canarinha', expresó sus sentimientos: “Es una de las peores semanas de mi vida. Peor de lo que yo pudiera imaginar. Pero si Dios permitió que aconteciese esto es que tenía que acontecer”.

El atacante dice que ha perdonado al defensa que le lesionó, el colombiano Camilo Zúñiga, pero mostró su rabia por la jugada en la que se rompió una vértebra. “Fue un lance que no acepto. No quiero hablar de que fue desleal, pero todo el que entiende de fútbol sabe que no fue una entrada normal para parar el contragolpe. Fue una entrada muy rara. Si hubiera sido unos centímetros para arriba podría estar en silla de ruedas", expuso entre lágrimas.

"Yo no puedo defenderme cuando las entradas son por detrás. Era un momento tan importante de mi carrera…(y pidió perdón por llrar). Pero disculpo al jugador colombiano, él ya me pidió perdón diciendo que no quería hacerme daño. No siento odio por él”.

El crack de Brasil también analizó la debacle del anfitrión. “No queríamos perder de esa forma, pero forma parte del fútbol. Mis compañeros no pararon de trabajar como hombres y de correr. Mis compañeros se han sentido humillados y avergonzados porque no querían caer por goleada. No tengo vergüenza ninguna de formar parte de este equipo, estoy muy orgulloso de mis compañeros. Hemos fracasado pero perder o ganar forma parte del juego. Este equipo merecía ser campeón”.

Dos días después del 1-7 Neymar seguía lamentándose por la derrota. “Fue una cosa increíble, inexplicable, no consigo encontrar una causa. Es fácil hablar después de que las cosas pasan. Pero es difícil arreglar las cosas dentro del campo cuando no se consigue una organización ni se da un pase. Si los que estaban corriendo no consiguen explicarlo, cómo voy a explicarlo yo que no estaba”.

A pesar de que defendió a sus compañeros admitió las carencias. “No hicimos un buen torneo, no hicimos el fútbol que caracteriza a la selección brasileña, ese fútbol que es superior a los demás. Para el próximo Mundial tenemos que entrenarnos mejor y trabajar aún más”, dijo.

Esta exposición argumental no significa que quiera la destitución del técnico Luiz Felipe Scolari. “No digo que no haya que cambiar nada pero en Brasil hay una costumbre de en cuanto se pierde empezar a cambiar entrenador y jugadores. Y mi experiencia me dice que en el fútbol no hay que hacer las cosas así”.