Identificadas todas las víctimas del doble atentado

Pau Pérez, el joven apuñalado en su coche, es la víctima número 15

COLPISA

El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha explicado en rueda de prensa los últimos datos de la investigación en torno a los ataques de Barcelona y Cambrils. Según el último balance, se han producido 66 altas y 50 personas permanecen hospitalizadas. De los heridos en el ataque de Barcelona, 9 se encuentran en estado crítico, 10 graves, 20 menos graves y una leve. De los afectados en Cambrils, 23 están graves y 2 menos graves.

Los Mossos han confirmado en esta declaración que Pau Pérez, el joven que fue hallado muerto en su vehículo, es la decimoquinta víctima mortal de los terrorista. «No hay duda de que Pau Pérez fue apuñalado por Younes Abouyaaqoub», ha dicho Josep Lluís Trapero, Mayor de los Mossos d'Esquadra.

Las redes sociales quisieron este fin de semana rendir un pequeño homenaje a éste cooperante en varios países, de 35 años, que hoy ha sido confirmada como la víctima número decimoquinta.

Una prima del fallecido, que reside en Talavera de la Reina, ha explicado que su primo Pablo era el dueño del vehículo Ford Focus que se saltó un control policial.

El cadáver fue encontrado a tres kilómetros del control policial, según han explicado a los familiares las fuerzas de seguridad que han llamado para avisar de lo sucedido. Pau Pérez vivía en Vilafranca del Penedés y trabajaba en Barcelona, según la prima, quien le ha definido como un joven solidario que había trabajado como cooperante en varios países, entre ellos Haití.

El padre de este hombre es natural de Navalmoral de la Mata (Cáceres) y su madre es de Burgos, pero la familia lleva décadas afincada en Vilafranca del Penedés y, de hecho, tanto el fallecido como su hermano habían nacido allí.

De las 15 víctimas mortales siete son mujeres y ocho son hombres, dos de ellos niños; seis tienen la nacionalidad española, dos son portuguesas, tres son italianas, una es estadounidense, otra canadiense, otra belga y una tiene la doble nacionalidad canadiense y británica.

Cinco de las seis víctimas mortales de nacionalidad española residían en Cataluña: dos vivían en Rubí (Barcelona), una en Vilafranca del Penedès (Barcelona), otra en Sant Hipòlit de Voltregà (Barcelona) y otra en Barcelona; mientras que la restante residía en Zaragoza.

Nueve de los 15 cuerpos de las víctimas de los atentados ya han sido entregados a las familias y el resto de los cadáveres se han puesto a disposición de los consulados y embajadas y en el Instituto de Medicina Legal. Las identificaciones se han realizado mediante la comprobación de las huellas dactilares, perfiles dentales y pruebas de ADN.

El niño australiano es uno de los fallecidos

El departamento de Interior de la Generalitat informó ayer de que entre las víctimas que ha podido identificar se encuentra Julian Cadman, un niño de doble nacionalidad australiana y británica ..

El padre del niño llegó a Barcelona desde Australia y, acompañado por psicólogos y otros profesionales de apoyo emocional, se dirigió al Instituto de Medicina Legal de la Ciudad de la Justicia, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), para identificar a su hijo fallecido. El pequeño estaba en Barcelona junto a su madre, que resultó herida en el atentado y está ingresada en un centro hospitalario.

Un paseo truncado

Una de las primeras víctimas españolas identificadas fue un vecino de la localidad barcelonesa de Rubí llamado Francisco López Rodríguez, de 57 años y natural de Lanteira (Granada), que en ese momento paseaba por la céntrica calle de Barcelona junto a una sobrina y su hijo de 3 años, que también han fallecido en el ataque.

El varón, que regresaba a Lanteira puntualmente con motivo de las vacaciones, mantiene familia en este municipio granadino.

Al parecer, según explica el primer edil, trasladaron su residencia a Barcelona hace ya varias décadas cuando decayó la actividad minera en la comarca del norte de la provincia de Granada.

Hay otras dos personas españolas que han fallecido en el ataque. La primera, Pepita Codina, era una vecina de 75 años de Sant Hipòlit de Voltregà que ingresó en estado grave en el hospital del Mar de Barcelona y que acabó falleciendo como consecuencia de las heridas sufridas en el atropello. La mujer paseaba con su hija, también herida, por La Rambla en el momento del atentado. La segunda se trata de una mujer de mediana edad de Zaragoza, que murió como consecuencia del ataque en Cambrils.

Un italiano murió delante de sus hijos

A estas víctimas españolas se suman a las de otros países como Italia con tres fallecidos. Uno de ellos es Bruno Gulotta, de 35 años y que estaba de vacaciones con su familia. La empresa informática Tom's Hardware anunció el viernes en su página web la muerte de uno de sus empleados: «Nuestro compañero y amigo Bruno Gulotta fue arrollado y asesinado por un terrorista infame en el corazón de Barcelona». Menciona también las fotos de las vacaciones que el joven, que vivía en Legnano, cerca de Milán, había publicado en Facebook: Cannes, las Ramblas...

Bruno Gulotta.
Bruno Gulotta.

Su pareja Martina contó a sus compañeros cómo Bruno fue golpeado de lleno cuando llevaba de la mano a su hijo Alexandre, de 5 años. Ella llevaba a su hija Aria, de 1 año, en una mochila portabebés pero logró tirar del niño para salvarlo, precisan los medios italianos. «Bruno era una referencia para todos lo que lo han conocido. Para nosotros en Tom's Hardware (donde era responsable de marketing y ventas), era una columna vertebral. Cualquiera que entrase en contacto con él -clientes, proveedores...- quedaba sorprendido por su amabilidad y su profesionalidad», añade la empresa en su sitio de internet. Capaz de resolver todos los problemas informáticos, de una gran generosidad, Bruno era «un maestro de vida», informan sus compañeros, concluyendo: «Descansa en paz Bruno, nos acordaremos siempre de ti».

Otro de los italianos fallecido en el ataque es Luca Russo, un ingeniero de 25 años. Originario de di Bassano del Grappa, en la provincia de Vicenza (noreste de Italia), el joven se encontraba en la capital catalana junto con su novia, Marta Scomazzon, que resultó herida, pero no de gravedad, según los medios italianos.

Trágico aniversario de boda

El ciudadano estadounidense Jared Tucker, de 43 años, había viajado a Barcelona con su mujer, Heidi Nunes, para celebrar su primer aniversario de boda.

El fallecido Jared Tucker junto a su esposa Heidi Nunes.
El fallecido Jared Tucker junto a su esposa Heidi Nunes.

En realidad era una luna de miel retrasada, y la primera vez que la pareja de Oukland visitaba Europa. Paseaban por La Rambla cuando Jared se separó de su esposa para ir al baño. Y entonces apareció la furgoneta blanca. «Solo escuché gritos», ha narrado la viuda para NBC News. «Me empujaron al interior de un quiosco y estuve ahí escondida». Fue evacuada de la zona antes de poder reencontrarse con su marido.

Fotos

Vídeos