La Policía y la Guardia Civil contradicen al alcalde de Vilvoorde sobre el imán de Ripoll

Exterior del Ayuntamiento de Vilvoorde (Bélgica). / EFE

Ambos cuerpos niegan haber recibido ninguna pregunta desde las autoridades belgas sobre Abdelbaki Es Satty

EFEMadrid

La Policía y la Guardia Civil no tienen constancia de haber recibido ninguna pregunta de las autoridades belgas sobre Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll (Gerona) e instigador de los recientes atentados perpetrados en Barcelona y en Cambrils (Tarragona).

Así lo indicaron fuentes de la lucha antiterrorista en referencia a las afirmaciones del alcalde del municipio belga de Vilvoorde, Hans Bonte, quien había asegurado que comunicó a las fuerzas de seguridad españolas sus sospechas sobre el imán, aunque sin mencionar a qué cuerpo policial se refería.

En una entrevista con la agencia Efe, el regidor de Vilvoorde aseguró ayer que el imán, considerado el cabecilla de la célula autora de los atentados de Cataluña, despertó recelos en la propia comunidad musulmana de la zona, que decidió expulsarle de la mezquita.

Según el alcalde, tras las gestiones que se realizaron sobre Es Satty, que vivió en la localidad belga a principios de 2016, se concluyó que ni a las autoridades de ese país ni a las españolas contactadas les constaba entonces ninguna prueba ni vínculo directo del imán de Ripoll con actos de terrorismo u otras formas de criminalidad.

De todos modos, el alcalde no mencionó en ningún momento el cuerpo policial al que se dirigieron para interesarse por el imán, que murió en la explosión del chalet de Alcanar donde los terroristas preparaban un atentado de grandes dimensiones y donde tenían más de un centenar de bombonas de butano.

Zoido da la misma versión

Juan Ignacio Zoido también afirmó que ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional habían sido alertadas por las autoridades belgas. "Según tengo conocimiento, a la hora y en el momento de hoy (...) no habían recibido ninguna comunicación. Lo más importante es que las investigaciones abiertas puedan completarse cuanto antes", comentó el ministro español del Interior tras reunirse con su homólogo francés, Gérard Collomb.

En la sede de la Gendarmería Nacional francesa, Zoido no quiso confirmar nuevos detalles que circulan en los medios sobre los preparativos de los atentados "para no interferir en el curso de la investigación", que recordó que está en manos de la Audiencia Nacional española.

Collomb destacó, por su parte, que el trabajo común prosigue ahora en el marco de la investigación abierta también en Francia, al tiempo que ambos ministros subrayaron la importancia de compartir información entre países para prevenir futuros atentados.

El intercambio de información y de inteligencia, el fortalecimiento de los controles en las fronteras exteriores, la gestión de documentos y el intercambio de datos de pasajeros en tiempo real, según Zoido, son fundamentales.

España y Francia insistirán en esos puntos en la reunión de los ministros de Justicia e Interior (JAI) europeos, programada en Bruselas el 14 de septiembre, con el fin de que haya una mejor cooperación en la lucha comunitaria antiterrorista.

Fotos

Vídeos