La ley de desconexión se aprobará en el Parlamento de Cataluña antes del referéndum del 1 de octubre

El diputado de JxSí, Jordi Orobitg; el presidente de JxSí en el Parlament, Lluís Corominas; el diputado de la CUP, Benet Salellas, y la diputada de la CUP, Gabriela Serra. / Efe

Junts pel Sí y la CUP registran el proyecto de su Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República que, si gana el 'sí', establecerá marco legal hasta aprobar una Constitución

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

El marco legal de una Cataluña integrada en España hasta la independencia formal quedará establecido en la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República que se aprobará antes del 1 de octubre. Así lo han anunciado este lunes Junts pel Sí y la CUP en la presentación de la llamada "ley de desconexión".

Más información

Los diputados Lluis Corominas, del PDeCAT, Jordi Orobitg, de Esquerra, y Benet Salellas y Gabriela Serra, de la CUP, han presentado el proyecto de ley, pero sin dar detalles del procedimiento que se seguirá para su aprobación en el Parlamento de Cataluña, garantizada por la mayoría absoluta que tiene el bloque independentista. El único detalle de calendario que ha trascendido es que verá la luz antes del referéndum que pretenden celebrar los soberanistas y que el Gobierno de Mariano Rajoy ha garantizado que no se realizará.

"Lo que queremos es que los que son partidarios del 'sí' tengan un marco jurídico claro", que sepan "las consecuencias" de votar a favor da la segregación de España, ha explicado Corominas. La gente sabrá de esta manera "qué pasará después del 1 de octubre si gana el 'sí', ha complementado Salellas. Si gana el 'no' se convocarán elecciones autonómicas, han confirmado los diputados soberanistas.

La Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República consta de 89 artículos y tres disposiciones adicionales, y entrará en vigor, dando por supuesta su aprobación, si el voto afirmativo a la independencia vence al negativo en la consulta del 1 de octubre.

Estará en vigor durante aproximadamente seis meses, el plazo que calculan los separatistas para que Cataluña celebre unas elecciones constituyentes de las que saldrá la Cámara catalana que redactará la Constitución de la nueva República. Una vez aprobada la Carta Magna se convocarías las primeras elecciones de la República de Cataluña para elegir al nuevo presidente de la Generalitat.

El horizonte, según las explicaciones que han dado los cuatro parlamentarios, es que el 1 de octubre de 2018 esté cerrado todo el proceso. Un año en el que habría tres votaciones: el referéndum, la constituyente y la legislativa.

JxSí y la CUP, pocas horas después de hacer su presentación, han registrado en el Parlamento catalán el proyecto de ley con el que definen un corpus legal transitorio hasta la constitución de una república catalana en caso de que se imponga el 'sí' en el plebiscito del 1 de octubre.

Fotos

Vídeos