La ANC pide que la independencia tire adelante «sea cual sea» la participación en referéndum

La ANC pide que la independencia tire adelante «sea cual sea» la participación en referéndum

Quieren que Gobierno catalán y diputados lo expresen públicamente

EUROPA PRESSBARCELONA

La ANC ha pedido a los partidos independentistas un consenso político previo para que la independencia tire adelante si obtiene en el referéndum "más votos favorables que votos contrarios sea cual sea el porcentaje de participación registrado", ante la posibilidad de sufrir un boicot por parte de Cs, PP y PSC.

En un documento interno de la entidad, al que ha tenido acceso Europa Press, sostienen que, ante el escenario de un eventual boicot y dado que en la proposición de ley del referéndum no se hace referencia alguna a la cuestión de la participación, es "del todo necesario el establecimiento de un consenso político previo sobre esta cuestión entre las fuerzas independentistas".

Así, llaman al Govern y a los diputados independentistas a expresar públicamente que, a la vez que se fomentará al máximo la participación para que sea lo más alta posible, la propuesta que se someterá a votación el 1 de octubre será una realidad si se impone al margen de la participación que se obtenga.

Según la ANC, es imposible aventurar con antelación el alcance de un posible boicot por parte de los contrarios a la independencia, por lo que considera necesario que la estrategia del Govern esté diseñada "para defender el veredicto de las urnas en cualquiera de los escenarios".

A su juicio, asumir que no habrá boicot o que no será relevante es "una gestión errónea del escenario pre-referéndum que, por exceso de confianza, puede salir caro al proceso" soberanista.

Además de los argumentos que esgrime la Comisión de Venecia, apuntan que la normalidad en la práctica de la convocatoria del 1-O pasa por no establecer un mínimo de participación, como ya pasó cuando se sometió a votación el Estatut de 2006, con un 49,5% de participación, y el referéndum de aprobación de la constitución Europea en España en 2005, con un 41,77%. "En ambos casos, el hecho de que la participación no alcanzara el 50% del censo no quitó legitimidad al resultado ni puso en duda su validez política y jurídica", destacan.

Para la ANC, la participación no es un buen indicador del interés social real que genera una consulta cuando existe un boicot por parte de los contrarios a la propuesta que se somete a votación: "Hacer boicot es adulterar la abstención y el uso normal del método democrático".

En el caso de Catalunya, constatan que la participación en elecciones que se han celebrado en condiciones de normalidad democrática se han situado entre el 60 y el 80% del censo, por lo que la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos se ha situado, en todos los casos, alrededor del 30-40% del censo.

¿50% del censo?

Por ello, cuestionan que deba considerarse una participación del 50% del censo para legitimar el resultado del 1-O, alegando que si la participación resultara "anormalmente baja sería porque buena parte de los que no quieren la independencia, en vez de expresar su opción (NO) en las urnas, se abstendrían para impedir" que el 'sí' se perciba como una mayoría legítima.

"Esto sería, simplemente, trucar las reglas del juego democrático", advierten desde la ANC, que ven legítimo abstenerse pero no como subterfugio para impedir o alterar el veredicto de las urnas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos