Rivera pide a la UE que sancione al régimen de Maduro

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. / EFE

El líder de Ciudadanos también lo ha solicitado al Gobierno español para «frenar el autoritarismo» en Venezuela

EFEMadrid

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido que el Gobierno y la Unión Europea (UE) sancionen al régimen de Venezuela si finalmente el presidente del país, Nicolás Maduro, consigue poner en marcha el proceso constituyente y suprimir la Asamblea Nacional.

Más información

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha instado a "frenar el autoritarismo" del Ejecutivo venezolano con una actitud "más activa" tanto de España como del resto de países iberoamericanos en defensa de los derechos humanos y la separación de poderes en Venezuela.

El presidente de Ciudadanos ha considerado además que la posición del Gobierno español ha sido en muchas ocasiones "demasiado ambigua" y que dialogar con el régimen de Maduro "no es suficiente" porque el presidente "tiene presos a los líderes de la oposición".

"Hay que apelar a los derechos humanos, a la constitución, al respeto a las normas y, en definitiva, al respeto a la Asamblea Nacional", ha subrayado Albert Rivera, quien ha reiterado la necesidad de establecer un calendario electoral en Venezuela.

Felipe González, acusado de golpista

Mientras tanto Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha acusado a Felipe González, expresidente del Gobierno, de haber hecho un claro "llamamiento" a las fuerzas armadas venezolanas para que den "un golpe de estado" contra el gobierno de Maduro.

"Resulta que un expresidente de un gobierno español ha hecho un llamamiento a que en otro país las fuerzas armadas den un golpe de estado... No tengo que hacer ninguna valoración al respecto, que juzguen los espectadores", ha dicho Iglesias en una entrevista con la agencia de noticias EFE.

El líder de la formación morada no ha querido entrar a valorar la Asamblea Constituyente que impulsa el Gobierno de Maduro y que ha recibido la condena internacional y de la oposición, que ven en ella un intento de consolidar el poder.

"No soy capaz de aterrizar tanto en la coyuntura interna de otro país", ha dicho Iglesias preguntado por la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), prevista para este domingo, que ha sido ampliamente cuestionada por la comunidad internacional.

Iglesias ha considerado que "lo sensato es que el Gobierno y la oposición dialoguen" para acabar con la "grave situación" que vive el país. Pablo Iglesias ha admitido que se están viendo "cosas gravísimas", como "manifestantes quemados vivos por la calles", y ha insistido en reclamar diálogo "para que acabe la violencia, venga de donde venga", y para que acaben también "los llamamientos al golpe de estado".

Es necesario, ha insistido, que haya "soluciones democráticas" y que las elecciones "las gane quien reciba más apoyo por parte de los ciudadanos". Ha advertido en cualquier caso de que "la clave" del debate sobre Venezuela en España no está en la situación de ese país sino en el uso "deleznable" que hacen de ella PP y Ciudadanos para atacar a sus rivales políticos y tratar de "blanquear la corrupción".

A ninguno de esos dos partidos, ha dicho, les importa la crisis venezolana, porque si fuera así "hablarían de los problemas de derechos humanos en Colombia, Arabia Saudí, Guinea Ecuatorial o Marruecos. Solo utilizan Venezuela, ha concluido, "para que no se hable de su corrupción aquí".

Pablo Iglesias ha reiterado que la opinión de Podemos sobre Venezuela "coincide mucho" con la del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien de forma "enormemente sensata" ha estado "trabajando mucho para tender puentes entre el Gobierno y la oposición y para restaurar el diálogo político y la normalidad institucional como clave del funcionamiento" del país.

Fotos

Vídeos