Los Reyes, al lado de las víctimas

Los Reyes, al lado de las víctimas en Cataluña. / EFE

Tras visitar a algunos heridos en los hospitales de Barcelona, don Felipe y doña Letizia han hecho una ofrenda floral en La Rambla junto a Puigdemont y Colau

MARÍA EUGENIA ALONSO y AGENCIASBarcelona

En compañía de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña, y de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, los Reyes han compartido este sábado una ofrenda en La Rambla de Barcelona, lugar del reciente atentado yihadista que dejó un balance de 14 víctimas mortales.

Sobre las 19:00 horas, han llegado caminando hasta el lugar donde se concentran muchos ramos de flores, con muchos barceloneses a ambos lados concentrados en la acera central. Al llegar, los barceloneses entonaban "No tinc por" ("No tengo miedo", el lema que se ha extendido estos días), y que también han entonado el rey Felipe VI y la alcaldesa.

Don Felipe y Doña Letizia han puesto un ramo de flores cada uno de ellos y después han puesto una vela al igual que han hecho Puigdemont y Colau en presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

El lugar del homenaje ha sido el mosaico de pavimento de Joan Miró, en el centro de La Rambla. Las autoridades han sido recibidas con aplausos y gritos de "Viva España", "Viva el Rey", "Viva Cataluña" y "Viva Barcelona". La presencia de los Reyes ha creado expectación en esta zona de La Rambla, situada cerca del Liceu.

«Nunca tendremos miedo»

"No tenemos miedo ni lo tendremos nunca". El Rey ya había hecho suyo este mismo sábado por la mañana el lema coreado por la multitud, en la plaza de Cataluña, para plantar cara el terror. Acompañado por la Reina, Felipe VI antes de la ofrenda floral había visitado a algunos de los heridos del ataque yihadista que sacudió a la Ciudad Condal.

A su llegada al Hospital del Mar, los Reyes se han reunido con los responsables de la coordinación sanitaria para conocer de primera mano la evolución de todos los heridos y a quienes ha felicitado por su trabajo y su entrega. Han querido, además, destacar el buen funcionamiento de la sanidad pública y el ejemplo de los profesionales que han atendido estos días a las víctimas y a sus familiares.

Una hora después, se han trasladado hasta el Hospital de San Pablo junto con la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, y el consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín. A su salida, el Rey ha querido igualmente resaltar el espíritu de solidaridad que se ha manifestado estos días tras el brutal ataque y agradecer el esfuerzo y trabajo de las fuerzas de seguridad y de los servicios de emergencia.

"Este atentado vil, cobarde, este asesinato que ha matado y herido a tantas personas y que nos ha conmocionado a todos no puede y no podrá con nosotros", ha subrayado. "Ese símbolo de convivencia que son Las Ramblas están ya llenas", ha dicho el Rey.

El popular boulevard trata de recuperar el pulso y volver cuanto antes a la normalidad. Incluso este próximo domingo, los Reyes asistirán a la Misa por La Paz que se se celebrará en la Sagrada Familia en recuerdo de todas las víctimas del doble atentado. "Barcelona no ha estado sola, no lo está, ni nunca lo estará", ha remachado el monarca.

Fotos

Vídeos