Encarcelados los padres de un bebé de un mes hospitalizado en Valencia por intoxicación de cocaína

Los progenitores del niño afirman que le pusieron una pomada en la boca para curarle unas llagas, pero los médicos han detectado la droga

JAVIER MARTÍNEZVALENCIA

Un bebé de un mes se encuentra ingresado en el Hospital Vithas Nisa 9 d'Octubre de Valencia tras sufrir una grave intoxicación de cocaína en circunstancias que investiga la Policía Nacional. El niño fue asistido el pasado jueves por la noche en el servicio de urgencias de este centro hospitalario, donde lo llevaron sus padres después de un alarmante agravamiento de su estado de salud, y ayer continuaba bajo cuidados intensivos mientras sus progenitores ingresaban en prisión por orden judicial.

Tras un análisis de sangre realizado con urgencia al bebé y las indagaciones posteriores del Grupo de Menores (GRUME) de la Policía Nacional de Valencia, los médicos y los investigadores constataron que el bebé había sufrido una intoxicación de cocaína. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, los padres del bebé manifestaron en el hospital que su hijo podría haber sufrido una reacción alérgica a una pomada que le pusieron para curarle unas pequeñas llagas en la boca.

Pero las explicaciones que dieron los progenitores no convencieron al pediatra que atendió a la criatura, ya que la víctima presentaba otros síntomas propios de una intoxicación por la ingesta de alguna sustancia. Una vez que el análisis confirmó la presencia de cocaína en la sangre del bebé, un médico del Hospital Vithas Nisa 9 d'Octubre informó a la Policía Nacional de los graves hechos y de sus sospechas.

El Grupo de Menores (GRUME) se hizo cargo entonces de las investigaciones para averiguar cómo había ingerido la droga la criatura. Los agentes interrogaron varias veces a los padres y los detuvieron el lunes después de que incurrieran en algunas contradicciones.

En Girona, otros dos niños de cinco y siete años fueron ingresados durante 36 horas en el Hospital Josep Trueta por una intoxicación leve de cocaína después de que ingiriesen la droga de manera accidental, según informaron fuentes de los Mossos d'Esquadra.

Las primeras investigaciones apuntan a que se trató de un consumo accidental debido a que la sustancia estupefaciente habría estado al alcance de los menores en su casa. Los hechos tuvieron lugar durante la mañana del domingo en Cassà de la Selva (Girona). La madre de los niños acudió a un bar en busca de ayuda cuando se dio cuenta de que sus hijos se encontraban bajo los efectos de alguna sustancia.

Tras considerar extraño el comportamiento de la mujer, la propietaria del establecimiento llamó al teléfono de emergencias 112 y los Mossos d'Esquadra acudieron con urgencia al bar. Los policías trasladaron a los niños al hospital y luego detuvieron a la madre, de 29 años y nacionalidad española, por un delito relacionado con los derechos y deberes familiares cuando las pruebas médicas confirmaron la intoxicación por ingesta de cocaína.

Poco después, los agentes arrestaron al compañero sentimental de esta mujer, un joven de 27 años y nacionalidad española, por un delito contra la salud pública. Los Mossos continúan las investigaciones y no descartan atribuir más delitos al hombre, que comparte vivienda con la madre, si se demuestra que trafica con drogas y la intoxicación de los niños se debió a este delito y una negligencia. Los menores ya han sido dados de alta y se encuentran con su abuela. La policía puso este caso en conocimiento de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), que abrió un expediente informativo sobre la familia.

En Valladolid, otro bebé fue hospitalizado hace unos días por una intoxicación de cocaína. Un cruce de denuncias entre sus padres concluyó con la retirada provisional de la custodia de la niña de un año, que asumió temporalmente la Junta de Castilla y León, y la detención e ingreso en prisión de ambos.

Los progenitores presentaron dos denuncias cruzadas, una de la madre sobre supuestos malos tratos de su expareja cometidos contra ella, y otra del padre por presuntos abusos de la madre a su hija. Tras la exploración de la pequeña, los médicos concluyeron que su cuerpo no tenía signos de violencia ni de posibles abusos sexuales.

La Generalitat Valenciana asume la tutela del bebé

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana ha asumido la tutela del bebé de un mes que desde el viernes permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Valencia por una intoxicación por cocaína y cuyos padres han ingresado en prisión.

Así lo han confirmado hoy a EFE fuentes del departamento que dirige la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, después de que la Policía anunciara la detención e ingreso en prisión de los padres del bebé.

Fotos

Vídeos