17.000 personas en la Cometcon

17.000 personas en la Cometcon
Hugo Álvarez

El alcalde de Oviedo informa que «se están revisando» las deficiencias del Calatrava y que tratará de evitar nuevos problemas con la subvención del evento

DANIEL LUMBRERAS

La Cometcon vivió su último día, de compras, juegos y encuentros de última hora, un domingo «un poquito flojo» según la organización, pero sin que la lluvia desluciera la cantidad de personas que han pasado a lo largo del fin de semana por el Palacio de Congresos para disfrutar del ocio alternativo. Un total de 17.000 personas. «Pese al maldito temporal y que nos han reducido el aforo en 2000 personas estamos satisfechos, no son malas cifras», valoró el director de la convención, Héctor Lasheras.

«Ha ido creciendo de forma exponencial», valoró en su visita el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, que entró en las diversas cuestiones que han surgido en torno al evento las últimas semanas. «Para evitar retrasos» en el pago de los 120.000 euros de ayuda municipal, anunció, el Consistorio se reunirá con la organización para «introducir» nuevas «formas de gestión». Sobre los problemas del Calatrava, reconoció «alguna deficiencia» que «se está revisando permanentemente»: hay goteras y «a nivel de terrazas, algún problema de incomunicación».

En cuanto a la reducción del aforo del edificio de 6.000 a 4.160 personas diarias este año, el regidor defendió que «no puede permitirse que supere su capacidad, y la reducción se debe a que «habrán revisado las normas, es obligado». Llamó a la prudencia sobre la posibilidad de trasladar el evento a la fábrica de armas, que suele mencionarse como recinto ferial el año que viene: Si está rematado dentro de 10 años el uso de La Vega al 100%, nos podemos dar con un canto en los dientes».

Tras tomar en sus manos un sable láser de los Sith, el alcalde acudió a interesarse por los desarrolladores independientes de videojuegos. Incluso se echó una partida de ‘Woodpunk’, un juego de acción estilo retro del estudio ovetense Meteorbyte. «Esperamos sacarlo para mayo», anunció Sergio Suárez, uno de sus creadores. ‘Rise’ y ‘You are dead’ son otros títulos con diseño ovetense por venir. Los videojuegos, tanto de consola como de ordenador (’League of Legends’, ‘Mario Kart’) apenas dejaron descansar mandos y teclados en todo el día, y en la zona de juegos de tablero se llenaron por momentos las 25 mesas. Lo más vendido: uno de cartas del anime ‘Sword Art Online’.

En cuanto a los puestos comerciales, fue por barrios. Rubén Barrachina, ‘Soul’, del Nekoband shop, afirmó que «este año», a diferencia de los anteriores, «está yendo muy mal», por «la incertidumbre» de si se celebraba el evento o no. Con todo, despachó todos sus discos de pop coreano. En cambio, Adrián Peleteiro, de Nekotaku, afirmó que la venta fue «bien, más o menos como anteriores ediciones». Vendió sobre todo chapas, pero llamaba la atención el ‘fuego valyrio’, un whisky que imitaba, al agitarlo, la peligrosa mezcla de ‘Juego de Tronos’.

La Cometcon también tuvo un lado solidario. La asociación de payasos de hospital Clowntigo y Masquechuchos recibieron donativos de la gente en sus puestos. «Es la primera vez que venimos y está resultando. La recaudación nos dará para quitar unos cuantos pufos», declaró Sheila Pintos, de la protectora.

Más Cometcon

El plato fuerte de la tarde fue la Pasarela Cosplay, con 33 participantes, más que el año pasado. Dominada la escena por las series japonesas, los más aclamados, sin embargo, se alejaron de esta temática: Albus Dumbledore; ‘Popp Jack’ con un espectacular traje de ‘Queen’ del ‘League of Legends’ con pájaro incluido’ y ‘Pecado’ como oficial soviético, con bandera de la URSS.

Elaborar uno de estos ‘cosplays’, a mano, es una tarea que lleva tiempo. El donostiarra Javier Fonseca, Tauro de ‘Caballeros del Zodiaco’, contaba que confeccionó el suyo, con goma-eva y tela elástica brillante, en tres meses: «Todo yo, a base de ensayo y error. Muchos acabaron en la basura. Detrás de ‘Poppi Jack’ se encuentra la langreana Juncal Martínez, que con la ayuda de su madre trabajó en el ‘cosplay’ «dos meses y medio, todos los días muchas horas».

Dos premios concedió el jurado de la Pasarela. La mejor confección para una Anna de la popular ‘Frozen’ y la mejor armadura a un necromante del ‘Diablo III’. «No me lo esperaba, estoy muy contento», aseguró el ganador, ‘Dourden’, que también echó tres meses en la pieza.

Entre el público, gritando ‘¡te amo’ o ‘¡quiero un hijo tuyo!’ se situaba Sara Larrea, de Tiñana. Ella resumía el espíritu de la convención, lo que buscaban miles de jóvenes, y no tan jóvenes, que acudieron este fin de semana al evento con o sin ‘cosplay’. «Es genial, me siento parte de un mundo. Puedes hacer lo que te salga de las narices sin que nadie te juzgue, puedes ser tú misma», relataba. Se confesó «antisocial» en el día a día, pero no en la Cometcon: «Todo el mundo es amigable».

Los presentadores, ‘Astron’ y Kali’, aseguraron que esta edición «ha habido muchísimo más nivel» de ‘cosplay’. «La Cometcon se ha convertido en la casa de nuevas promesas y se está dando a conocer. Es diversión, espectáculo y buen rollo».

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos