Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Oriente

Oriente
El Grupo folclórico Xagardúa recoge su galardón de honor
10.12.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Nació hace 19 años «con la ilusión de unas madres por fomentar el costumbrismo colungués», recordaba el cronista oficial de este concejo, José Antonio Fidalgo, y ayer presentador de la XVII Feria de les Fabes de Colunga. Aquella ilusión, con el paso y el trabajo de los años, se ha convertido ahora en un grupo folclórico «que se ha confirmado como la institución que ha llevado el nombre de Colunga por todas las partes de la geografía». Y, por ese motivo, ayer el Grupo Folclórico Xagardúa, logró ser profeta en su tierra, y fue galardonado con la Faba de Honor. Se trató de «un privilegio», según el presidente del colectivo, Santos Caso y «esta faba la llevaremos con gran orgullo sabiendo que se nos aprecia», continuó. Caso terminó su emotivo discurso de agradecimiento animando a todos a «bailar danzas asturianas, sin importar la edad, porque es sano, entretiene y engancha y, además, baja el colesterol».

Pero no sólo hubo premios folclóricos. También los hubo para los cosecheros. Una faba debe ser de piel blanca y brillante; no debe estar húmeda, pero tampoco demasiado seca; la limpieza debe primar en su forma, estando exenta de algún tipo de manchas producidas por hongos; su tamaño será de 24 o 25 milímetros y su forma ha de ser arriñonada uniforme. Son las bases para optar al premio de la mejor faba de la granja. Y Ubaldina Otera, vecina de Luces, los cumplió todos y se alzó con el galardón. En el otro premio, el del mejor lote, que, finalmente se llevo Álvaro Valle, de Colunga, también había condiciones: el número y las distintas variedades presentadas, así como su calidad global. Aunque también se tiene en cuenta el valor comercial, el que contribuye a incrementar las rentas de las familias del concejo, al menos así lo aseguraba Miguel Ángel Fuello, ex investigador del SERIDA, miembro del jurado que entregaba los galardones.

Paisanos del año

Y, un año más, también hubo premio para los paisanos del año. Narcelina Gancedo y Rogelio Pardo fueron los galardonados en esta edición. Ambos recogían el reconocimiento de su labor profesional y tradicional de manos del Ayuntamiento colungués. Ella, de Carrandi, por su dedicación a las labores del campo, y por ser, entre otras muchísimas cosas, la tradicional ganadora del concurso de boroña que cada año se celebra en la villa. Él, de Libardón, por ser uno de los mejores tallistas artesanos de la madera y por seguir en la brecha con la misma ilusión con la que empezó.

La de ayer fue también una jornada de hermanamiento, y Colunga lo hizo con el Ayuntamiento de Ribadedeva. El alcalde, Alejandro Reimóndez acudió a la villa para agradecer el gesto de los colungueses.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Vocento
SarenetRSS