Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

16.07.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las marcas de calidad impulsan el crecimiento de la cría de ganado porcino en Asturias
Varios cerdos en la reproducción de una granja durante una exposición organizada en Gijón. / J. BILBAO
La cría de ganado porcino en Asturias ha conquistado nuevos terrenos con el paso del tiempo. La obtención de marcas de garantía para los derivados del cerdo -como la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del chosco de Tineo- y la promoción de elaboraciones tradicionales, incluidas en la marca Alimentos del Paraíso Natural, han favorecido el crecimiento de una parte del sector agroalimentario que, si bien está lejos de compararse con la industria consolidada en torno a otros productos que se comercializan bajo una seña de identidad y calidad diferenciada, en los últimos años ha registrado un paulatino incremento, tanto en su producción como en sus cuotas de mercado.
No obstante, ese avance se da a paso lento. Aunque ya son varios los concejos que albergan importantes criaderos industriales -Peñamellera Alta, Valdés, Llanes, Tineo y Corvera son los más significativos-, las ganaderías de porcino orientadas al abastecimiento familiar mediante la elaboración casera de chorizos, morcillas y otros derivados, representan el 52% de las 1.325 explotaciones registradas por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural. «No todas las explotaciones de autoconsumo están registradas, por lo que el censo es aproximado», advierte un portavoz.
En cuanto al número de ejemplares, el departamento tiene contabilizados 12.581, de los que casi uno de cada diez es criado con fines de autoconsumo. Por municipios, el censo más amplio se localiza en Tineo (1.924 animales), un concejo que está impulsando la cría del cerdo como uno de los motores de la economía local. Además de aportar su nombre a uno de los productos identificativos del territorio, el Ayuntamiento recuperó hace apenas unos años los antaño tradicionales mercados del porcino, que se celebran periódicamente tanto en la capital tinetense como en Navelgas.
Raza autóctona
Tras el municipio suroccidental, Valdés es el territorio con mayor número de cabezas de porcino (1.671), seguido de Salas (1.009), donde, además, ejercen su actividad dos explotaciones de carácter industrial. Otro potencial del porcino asturiano es el gochu asturcelta, una especie autóctona que llegó a la práctica extinción a finales del siglo pasado y cuya presencia es «prácticamente testimonial» en los campos asturianos. Para asegurar su supervivencia, la Administración regional dedica significativas inversiones a su conservación. El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) gestiona un centro de reproducción que ya ha conseguido alejar el temor sobre la desaparición.
Sin embargo, la cría intensiva de ganado porcino tiene un notable inconveniente que precisa el desarrollo de técnicas de aprovechamiento energético alternativo para que deje de representar un elevado coste para los criadores. El estiércol y los purines presentan una elevada concentración de elementos altamente contaminantes para el suelo y las aguas subterráneas y superficiales. «Se deben considerar preferentes las estrategias del proceso productivo que permitan reducir el volumen y, sobre todo, la concentración de nutrientes, principalmente el nitrógeno y el fósforo, en el purín», apunta la Administración.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS