Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Occidente

Occidente

Los cosecheros, que han comercializado 3.000 kilos este año, alertan sobre la propagación de hongos en el frutal

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cangas fomenta el cultivo de castañas como complemento a la economía rural
El edil de Medio Rural, Samuel Areces (izquierda) y Aida Cozar miran el producto antes de la venta en La Himera. / J. M. A.
La cosecha de castañas de este año ha sido un poco peor que en años anteriores, debido a la escasez de lluvias durante setiembre y octubre. Sin embargo, la joven asociación de castañicultores de Cangas del Narcea y la empresa gallega Archi -dedicada a la compra, venta, cribado, y envasado de las castañas, con gran incidencia en la producción ecológica- han puesto en marcha un plan para que todos los recolectores que lo deseen puedan vender su producto porque «en condiciones óptimas, se puede convertir en una importante fuente de ingresos y un completo ideal para la actividad agraria en la zona rural».
Así lo afirmó la presidenta de la agrupación, Aida Cozar, que ha logrado reunir a unos 15 cosecheros que llevan casi dos años trabajando para la recuperación del sector y que lograron reunir más de 3.000 kilos de castañas que fueron vendidas en el mercado de La Himera a 0,70 euros el kilo: «Son pocas, pero esperamos que muchos cosecheros se sumen a nuestra iniciativa y en próximos años podamos estar hablando de decenas de miles de kilos», señaló la portavoz del colectivo.
Pero una de las mayores preocupaciones que tienen los cosecheros de castañas son las enfermedades que afectan a los castaños y que cada año se están extendiendo a nuevos territorios en el concejo de Cangas del Narcea y, por extensión, a toda la comarca suroccidental, que cuenta con importantes castañedos.
Según comentó Aida Cozar, tanto las enfermedades de la tinta como el chancro se encuentra en los árboles desde hace años y según pasa el tiempo y no se toman medidas los hongos se extienden por todo el territorio «poniendo en serio peligro la supervivencia de los castaños». Por ello, pide una línea de ayudas encaminadas a la recuperación de los castañales.
Ayudas y una vacuna
En un primer momento, estos hongos, procedentes de la provincia de León, hicieron su aparición en la parte norte del concejo, en la zona del Puente del Infierno, «pero este año ya la detectamos en el valle de Naviego, lo que alerta sobre la incidencia y la extensión de esta enfermedad», explicó Cozar.
El hongo del chancro ataca a la al propio árbol mientras que la tinta a su raíz «por lo que sin tratamiento se seca el árbol, muchos de ellos de más de cien años que no pueden resistir el ataque de los hongos y se secan irremediablemente», expuso la cosechera, quien cree que si sigue la infección, «nos quedamos sin montes de castaños».
Ante esta situación, los castañicultores reclaman algún tipo de ayuda al Principado para la limpieza y tratamiento de los montes, que deberá de ir acompañada de una investigación por parte del Serida para el estudio de las enfermedades y contar con una vacuna para impedir la proliferación de las afecciones ya que, «de seguir así, nos quedamos sin uno de los árboles más singulares y queridos de los montes asturianos».

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS