Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Asturias

Asturias

El Seprona interpuso el pasado año un 48% menos de denuncias por provocar siniestros «porque la gente, por fin, se está concienciando»
14.02.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El estudio más exhaustivo que se ha realizado sobre los incendios tiene conclusiones de impacto. Lo firmó el Indurot tras investigar en todas las actas, resúmenes y denuncias cursadas durante 30 años. El trabajo revela que el 70% de los fuegos intencionados los provocaron ganaderos y pastores que querían procurar así tierra en la que creciera alimento para sus animales. Otro 8% se indujeron para eliminar matorral. «Son dos conceptos muy parecidos y, de alguna manera, podrían sumarse», abunda el coordinador de aquel trabajo, Miguel Ángel Álvarez.
«El fuego pastoral ha sido tradicional en Asturias e incluso, durante algún tiempo, se practicaba bajo criterios sostenibles», indica el investigador. La práctica implicaba saber la época y modo de realizar una quema controlada. «El problema es que ese saber se ha perdido», agrega.
«Lo que está claro es que el bosque hay que limpiarlo, adecentarlo, crear pastizales, sí, pero sin fuego», explica el fiscal De la Riva. El problema es que el campo cuenta ahora con menos manos para realizar unas limpias que, antes, al menos proporcionaban residuos vegetales que servían como abono. Ahora ni eso: los purines han sustituido el uso de aquel fertilizante.
69 asturianos
La situación se mitigaría si reses y pastores se concentraran y rotaran sobre un mismo terreno en el que concentrar esfuerzos. Ese es el experimento que el Serida practica en Villaviciosa. Pero es un proyecto piloto. «En las zonas del interior lo que sigue predominando es la tradicional ganadería extensiva», apunta el director del Indurot. En esas áreas es precisamente donde todos los años más fuegos deben sofocarse.
En todo caso algo puede estar cambiando. «Durante el último año ha sido increíble el número de llamadas que hemos recibido preguntando cómo podían hacer quemar controladas», explica Javier Gómez, responsable del Seprona, la división de la Guardia Civil para los delitos medioambientales. Eso explica que durante 2008 el cuerpo armado denunciara por incendios a 69 asturianos, un 48% menos que en 2007. «Es que dimos 'mucha caña' y la gente, por fin parece que se están concienciando», sostiene Gómez.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS