Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Asturias

28.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El decano dice que no llevar Medicina a La Cadellada «es un atentado académico»
Zona reservada a usos universitarios dentro del HUCA. La imagen corresponde a una visita realizada el 4 de mayo. / M. ROJAS
La U del HUCA viene de Universidad. En 2003, las autoridades regionales, con el entonces consejero de Salud a la cabeza, Francisco Sevilla, decidieron rebautizar al complejo sanitario como Hospital 'Universitario' Central de Asturias. Nacía así el HUCA, una nueva 'marca' sanitaria del Principado.
Sin embargo, con el paso de los años, y cuando quedan poco menos de doce meses para que finalicen las obras de La Cadellada, la 'U' parece haber caído definitivamente del proyecto. Se mantiene en el fondo, pero no en las formas, ya que el HUCA será un macrohospital sin campus universitario. Al menos, físicamente.
Pedro Riera, decano de la Facultad de Medicina, no se da por vencido y pese a la resistencia mostrada por el Principado a construir junto al HUCA el comprometido campus de ciencias de la salud, insiste en su necesidad. «No trasladar Medicina a La Cadellada es un atentado académico», advierte a quien quiera oír. El responsable de la Facultad médica, que repite mandato, se muestra totalmente contrario a «fragmentar la universidad», manteniendo en El Cristo los primeros grados (hasta tercer año) y llevando a La Cadellada sólo los cursos clínicos (cuarto, quinto y sexto). «Es una locura que espero no se lleve a cabo», afirma.
Riera se ha interesado por conocer el panorama fuera de Asturias y asegura que «todos los grandes hospitales del país disponen de una facultad al lado ó a unos pocos metros». En los últimos meses y surgida la polémica en Asturias ante la clara negativa del consejero de Salud, Ramón Quirós, a proyectar un edificio universitario en las proximidades del HUCA, Riera ha recabado información directa de sus homólogos en la Conferencia de Decanos de Medicina.
Así, ha podido saber, por ejemplo, que en Badajoz, aprovechando el proyecto de remodelación y ampliación del Hospital Infanta Cristina, «la Facultad de Medicina, que ahora está a unos cien metros, será acercada mucho más. Quedará casi pegada al hospital».
En Granada, donde prevén poner en marcha un campus de la salud y parque tecnológico «habrá un nuevo hospital y facultad, todo en la misma zona. El proyecto se completará con la instalación de empresas de I+D. Es una idea preciosa, pero claro, ahí parece que hay dinero», comenta mientras muestra los planos.
Murcia rectifica
Pero si hay un caso que interesa sobre manera a Pedro Riera es el de Murcia. En dicha comunidad están ahora mismo construyendo un nuevo hospital que, al igual que ocurre con el HUCA asturiano, pasará a reemplazar a un centro ahora en servicio: el viejo Hospital Virgen de la Arrixaca. El caso es que en los últimos trece años, hospital y facultad estuvieron separados. Los alumnos de Medicina de Murcia cursaban los tres primeros años en un edificio ajeno y alejado del centro sanitario, algo que ahora prevé el Principado para La Cadellada.
Pues bien, Murcia ha decidido rectificar y van a construir una facultad junto al nuevo complejo hospitalario. Su decano reconoce que la separación «ha provocado muchas disfunciones» y aconseja a Asturias no emprender el mismo camino. Los ejemplos se suceden a lo largo y ancho de España, asegura Riera. Madrid y Barcelona disponen de facultades junto a sus grandes hospitales. La Paz y el Clínico son un claro ejemplo de ello. Es más, Pedro Riera aclara que incluso en Santiago de Compostela, donde campus y el Hospital Xeral no están juntos, «la distancia entre ambos no supera los quinientos metros, no como en Asturias, que entre El Cristo y La Cadellada hay más de un kilómetro». Los alumnos de tercero, precisa, tendrán que cursar en los dos sitios a la vez. «¿Qué es, que van a tener que estar todo el día arriba del autobús?», se pregunta.
No al campus virtual
Al decano de Medicina de Asturias no le satisface la solución intermedia planteada por el Principado, que habilitó 5.000 metros cuadrados de espacios universitarios dentro del propio HUCA. «Eso es un engaño sobre lo previsto», dice. Además, se queja de que ni la facultad ni la Universidad conozcan los aularios y las salas universitarias ya construidas en el interior del hospital. «Nadie nos mostró ni nos consultó nada. Lo que sabemos por la prensa», dice.
Con todo, el decano de Medicina se muestra conciliador. Así, y pese a recordar que el Plan Funcional del HUCA de 2003 recogía que en La Cadellada «habrá un campus de ciencias de la salud», es consciente de que «estamos en unos tiempos malos». Pero Riera quiere que el Principado entienda que junto al HUCA «es necesario un campus, un edificio físico, con sus muros y sus ventanas, no esa paparrucha de campus virtual de la que habla Quirós». Si el Principado asume el compromiso de crear un campus en los próximos años, la Universidad está dispuesta a esperar tiempos mejores.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS