El Comercio

Nueva cubierta y un edificio elevado

Infografía del proyecto para el Dolores Medio diseñado por Miguel Capellá Blanco.
Infografía del proyecto para el Dolores Medio diseñado por Miguel Capellá Blanco. / E. C.
  • Educación licita por 850.000 euros la mejora en el colegio Dolores Medio y las nuevas aulas en Colloto

  • La reforma en la calle La Luna afectará a las cubiertas y la instalación eléctrica; en Colloto permitirá dotar al centro de cuatro aulas de Infantil

Cuando el alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, visitó el colegio público de Ventanielles en agosto, reprochó ante los medios las competencias impropias en Educación asumidas por su administración-23 millones de euros en los últimos cinco años, según sus cálculos- y acusó al Principado de retrasos y falta de inversión en las suyas. Entonces tenía en mente obras pendientes o paralizadas, como la segunda fase de las mejoras en el Dolores Medio, la ampliación del colegio de Colloto y el Juan Rodríguez Muñiz, y el nuevo edificio para el Carmen Ruiz-Tilve.

Este último parece que tendrá que esperar más, ya que aún pasarán otros cinco meses, según cálculos del Gobierno regional, para retomar la ampliación de 18 nuevas aulas de Primaria. Del resto, la Consejería de Educación va haciendo los deberes: ya ha adjudicado la obra de Las Campas y se ha abierto la licitación de los otros dos, con un presupuesto máximo de 850.000 euros.

El centenario edificio de la calle La Luna lleva cerrado por obras desde el pasado curso y con los alumnos desplazados a las aulas del San Pedro de los Arcos. Tras una primera intervención, la próxima se centrará principalmente en reparar las cubiertas de las alas izquierda y derecha, la reconstrucción del forjado sanitario del ala derecha, la reparación de elementos de carpintería y acabados, la reforma del espacio central, despachos y distribuidor, y la reforma de la instalación eléctrica, según figura en el proyecto elaborado por el arquitecto Miguel Capellá Blanco.

El Dolores Medio es el colegio más antiguo de Oviedo, diseñado por Juan Miguel de la Guardia y finalizado en 1885. Las sucesivas reformas a las que se vio sometido provocaron, lejos de mejorarlo, un rápido deterioro de los materiales. Educación adjudicó la primera fase de obras en agosto de 2013 a la empresa Proviser Ibérica S. L. por 205.000 euros. La actuación sirvió para restaurar el volumen, la configuración original del inmueble y reforzar forjados y cubierta. Una mejora que dio sus frutos, pero insuficiente.

Las nuevas actuaciones, «una nueva oportunidad para la recuperación del inmueble», durarán unos cuatro meses, por lo que es probable que los alumnos regresen a las aulas el próximo curso. Sale a concurso por 257.000 euros.

Desde 2008

Una plataforma llamada 'Colloto existe' demandó desde 2008 la nueva construcción de un colegio en la zona. El actual, lamentaban, se encontraba hacinado por la falta de aulas y carecía de suficientes espacios para la práctica deportiva. Seis años después le toca su turno.

El proyecto, firmado por la arquitecta Ester Roldán, dibuja un edificio elevado sobre pilares, tres unidades de Infantil y un aula de desdobles sobre la actual cubierta deportiva. Se adoptó por esta solución para «no acolmatar aún más la parcela en planta baja y no eliminar zonas de recreo».

La adjudicataria dispondrá de medio año para ejecutar la nueva construcción, de 368 metros cuadrados y que se dispondrán en una planta baja diáfana para el uso deportivo y se conectará con la actual colegio al nivel de la planta primera. Además, aprovechando las obras, se colocará un ascensor «para intentar mejorar la accesibilidad». Tal y como está proyectado también permite futuras ampliaciones.