El Comercio

La reforma del colegio Dolores Medio para reparar las cubiertas finalizará en abril

La rehabilitación de los tejados del colegio de la calle La Luna, el más antiguo de la ciudad. :: a. piña
La rehabilitación de los tejados del colegio de la calle La Luna, el más antiguo de la ciudad. :: a. piña
  • La ampliación de Las Campas avanza con el desmontaje de la mitad de la cubierta y la colocación de nuevas estructuras

A la vuelta del verano, en septiembre, estrenarán nuevas aulas los alumnos de los colegios públicos Juan Rodríguez Muñiz de Las Campas y Colloto, sometidos en la actualidad a obras de ampliación. También alberga obreros, de nuevo, el centro Dolores Medio, de la calle La Luna, desde finales de 2014. Sus estudiantes se trasladaron ya el pasado curso al San Pedro de los Arcos para una primera reforma y regresarán, si no surge ningún inconveniente y la adversa climatología de este invierno lo permite, antes de que finalice el presente curso. Los trabajos de la segunda fase «llevan un ritmo adecuado» y estarán finalizados para mediados de abril, según ha informado la Consejería de Educación a las familias.

Los padres han mostrado su inquietud por regresar a sus verdaderas aulas en varias ocasiones, para evitar los traslados en autobús todas las mañanas. En noviembre reclamaron al Gobierno regional el inicio de la obras porque «queremos volver este curso 2014-2015 a nuestro colegio» y poco después arrancaron, a mediados de diciembre.

La empresa ECO S. L. (Entibaciones, Caminos y Obras) presentó la mejor oferta en la licitación (que salió a concurso por 212.487 euros más IVA) para la reparación de la cubierta, los forjados y la reforma de la instalación eléctrica del colegio público. Se comprometió a realizar los trabajos por 151.235 euros, más IVA, y un plazo de cuatro meses.

En estos dos primeros meses, los operarios han demolido la mayor parte de las zonas previstas. También han sustituido la parte de los elementos dañados y reforzado las estructuras. Posteriormente se ha avanzado por la restauración de los aleros y la fachada de ladrillo y la carpintería, y uno de los siguientes pasos será la demolición de la cubierta del bloque izquierdo.

Esta segunda fase completará una la primera donde la empresa Proviser Ibérica S. L. restauró el volumen, la configuración original del inmueble y reforzó tejados y cubierta, y ha sido diseñada por el arquitecto Miguel Capellá Blanco. Permitirá garantizar la seguridad en el colegio más antiguo de Oviedo, obra de Juan Miguel de la Guardia y cuya apertura se remonta a 1885.

El paso del tiempo hizo mella en el edificio, deteriorado por las continuas reformas a las que se vio sometido. Lejos de mejorarlo, supusieron un rápido empobrecimiento de los materiales. Entre estas, el cambio en la escalera central de madera por una lista de hormigón, un semisótano para comedor infantil, la renovación de algunos materiales y fundamentalmente, la ampliación de la cubierta para alojar en sus bajos la vivienda de un conserje.

Casi por las mismas fechas en que arrancó la actuación de la calle La Luna lo hizo otra mucho más polémica, que terminó un grupo de alumnos trasladados a otros centros. La ampliación del colegio público Juan Rodríguez Muñiz comenzó en diciembre y terminará también en verano, tras seis meses de obras.

En este caso, la obra consiste en dotar el actual edificio de una altura más para crear cuatro aulas de Primaria y una complementaria para un centro en una zona con constante crecimiento de la matriculación. Se realiza de forma paralela a las clases, ya que los alumnos no han sido desplazados, lo que algunas familias consideran peligroso pese a las medidas de máxima seguridad garantizadas tanto por el departamento de Ana González como por la dirección del centro. El Ayuntamiento también reclamó que dichos trabajos se pospusiera al verano, pero el Principado apostó por desarrollarlos para tener listas las clases el próximo curso.

En este caso se encarga la empresa OCA Construcciones y Proyectos por 485.340 euros, IVA excluido (con una baja del 38% sobre el precio de licitación). Ya ha levantado la mitad de la cubierta y colocado estructuras para levantar la nueva planta.

Colloto y La Corredoria

A principios de este mes, Construcciones Ejuca inició otra de las actuaciones regionales previstas, la ampliación del colegio de Colloto, con la construcción de un edificio nuevo con 3 unidades que dará paso a una segunda ampliación. En principio también estará listo para el próximo curso.

A quienes les queda esperar por la llegada, de nuevo, de las grúas es a los estudiantes del colegio Carmen Ruiz-Tilve de La Corredoria. El Gobierno regional resolvió el contrato con la anterior adjudicataria de la ampliación para contar con un edificio de Primaria y está en fase de papeleo para que retome los trabajos Tragsa.