El Comercio

«Es todo un orgullo recibir este premio del Rotary»

Zaldivar, con la premiada María Jesús Gil, que sostiene el galardón.
Zaldivar, con la premiada María Jesús Gil, que sostiene el galardón. / SUSANA SAN MARTÍN
  • María Jesús Gil , dueña de Casa Fermín, se emociona al recordar a su padre durante su homenaje como mujer trabajadora

Primero se sintió abrumada tras recibir la noticia del galardón que el Rotary Club le había otorgado. Luego, llegó a dudar de sus méritos para recibir el premio. Y finalmente se dijo «por qué no» y ayer lo recogió durante una cena de gala en El Reconquista. Porque ella, María Jesús Gil, es ejemplo de mujer trabajadora, de fortaleza para hacerse cargo de un negocio familiar, Casa Fermín, fundado por su abuelo que ha sabido modelar al paso de los años. Ayer al recoger el premio de los rotarios se emocionó al recordar a su padre y habló de su «menú laboral», de su trabajo con los clientes, el personal y la cocina.

Gil se fue con 17 años, por indicación paterna, a una escuela de hostelería de Madrid para aprender a llevar un restaurante. Era la única mujer. Fue en cierto modo una pionera en la región. Y eso es lo que ha tenido encuentra el Rotary Club, «un movimiento de solidaridad internacional a punto de cumplir 25 años de su refundación en Oviedo», según lo definió su presidente, Juan Pérez Zaldivar.

«Quiero dar mi agradecimiento. Es un orgullo. Por muchas cosas, por lo que significa el Rotary», expresó Gil. Entre otras causas, los rotarios colaboran con la Cocina Económica, Cáritas o en un programa de pobreza silenciosa.