El Comercio
La entrada a Oviedo por la 'Y', con la iglesia de Santullano al fondo.
La entrada a Oviedo por la 'Y', con la iglesia de Santullano al fondo. / M. ROJAS

La idea más valorada por el jurado para la 'Y' propone soterrar el tráfico y una 'torre vigía'

  • El primer premio del concurso internacional de ideas recae en el ovetense José Miguel Cinos Garrote, que se someterá con otros dos a votación popular

'Hazlo tuyo' es el nombre con el que estudio ovetense del arquitecto José Cinos Garrote se presentó al concurso internacional de ideas para reordenar los accesos de la antigua A-66 a Oviedo a la altura de Santullano y con el que ha recibido la máxima puntuación del jurado. Un proyecto «osado e intervencionista», como lo describen los profesionales, que alcanza los 18 millones de euros -la cantidad máxima permitida para la actuación- y que propone una semilosa para soterrar el tráfico y proteger la iglesia de Santullano, protagonista junto con otros monumentos prerrománicos del nuevo centro de interpretación de nueva edificación propuesto, una 'torre vigía'. Se ubicaría en las cercanías del centro comercial Los Prados.

El jurado, integrado por los jefes de los servicios municipales de Urbanismo, Parques y Jardines o Infraestructuras, entre otros, ha seleccionado también entre las 14 propuestas presentadas otros dos trabajos. 'Andando voy, andando vengo', del madrileño Rodolfo Daniel Bergman, en segundo lugar, y en tercero 'Más que un bulevar', del arquitecto local Damián Fandos Álvarez. Nuria García Suárez ha recibido el accésit con 'Oviedo piensa en verde'.

Las tres ideas ganadoras se exhibirán a partir del 1 de abril, y hasta el 20, día en que comenzará el periodo de votación a través de internet y de forma presencial en Trascorrales. Los autores contarán con un primer premio de 3.000 euros para facilitarles la defensa de sus iniciativas y poder convencer a la opinión pública. Debe de haber un mínimo de 5.000 votos para que este proceso prime sobre la valoración de los técnicos. La idea ganadora recibirá 30.000 euros, la mitad de esa cantidad la segunda, y 5.000 euros la tercera. El Ayuntamiento no está obligado a ejecutarlas, si bien puede tomarlas como referencia en futuras actuaciones.

La propuesta más fiel

A la espera de conocer con más detalle el contenido de dichas actuaciones, el jurado ofreció ayer un adelanto. 'Hazlo tuyo' es la «propuesta más fiel a las bases», que aportaban unas condiciones para el cambio entre la glorieta de la Cruz Roja y Guillén Lafuerza, con el fin de terminar con la barrera urbanística que genera, los problemas de contaminación acústica, el intenso nivel de tráfico y la separación de los barrios del entorno. La solución propuesta planteaba la creación de un bulevar en parte o en la totalidad del tramo, aunque se abría a otros diseños. Cabe destacar también que se ajusta al proyecto de alternativas para el futuro del solar de la fábrica de armas de La Vega, elaborado por el Ayuntamiento y que incluía una losa entre Santullano y el citado recinto fabril, tal y como adelantó EL COMERCIO.

En el diseño de Cinos figura la construcción del citado edificio singular de interpretación, que contará con un aparcamiento y obligará a una modificación del planeamiento urbanístico, así como la creación de numerosos espacios libres. Los carriles actuales se soterran, habrá dos tramos urbanos diferentes entre los extremos de la zona afectada obligando al derribo del viaducto de Ángel Cañedo. Además del aparcamiento disuasorio, destaca la creación de un carril bus y otro para bicis. «Por lo que se refiere a las estrategias de uso, se valora especialmente la creación de un anfiteatro y pérgolas», indica en el acta.

Más barato de entrada, aunque fuentes del jurado indicaron que los cálculos de 13 millones excluían partidas que lo aproximarían finalmente a los 18 millones, es el proyecto 'Andando voy, andando vengo', que «tiende a recuperar la topografía original aunque resultan poco creíbles las justificaciones para dejar el tráfico en un solo carril». Se valoró, no obstante, lo «atractivo» de la propuesta, que crea un trazado serpenteante y genera muchos espacios públicos, ciñéndose a «los resultados de los talleres (celebrados en septiembre), pero no parece que les saque mucho partido». Incluye la creación de un campo deportivo, huertos de ocio, «zonas de aprendizaje» y un bosque urbano.

Tercero y accésit

Menos intervencionista y con una propuesta «mucho más simple», Damián Fondos, el tercer proyecto que se someterá a votación popular, defenderá una ejecución por fases para reordenar la entrada por la Cruz Roja. «Mantiene la autovía salvo en la zona del puente de Ángel Cañedo» y aleja el tráfico de la iglesia, para cuyo entorno ha diseñado una plaza y un área de juegos. Un proyecto muy diferente al accésit, que propone derribar los puentes existentes, también separar el tráfico del templo prerrománico y establecer un sistema de glorietas.

La plataforma Imagina un bulevar, que rompió las negociaciones con el Gobierno local a finales del año pasado, cargó ayer contra el alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, al que acusó de continuar con un concurso de ideas «fracasado», valorado en 120.000 euros, y «reducido a pura propaganda electoral» y donde ha obviado los resultados de los talleres celebrados en septiembre.