Estado actual del Palacio de Quirós.
Estado actual del Palacio de Quirós. / ALEX PIÑA

La Universidad prevé que la rehabilitación del palacio de Quirós finalice en febrero

  • La institución afrontó el coste de los trabajos que ascendieron a 83.000 euros para evitar desprendimientos y mejorar el edificio

La rehabilitación del palacio de Quirós está a punto de culminar. Los planes de la Universidad de Oviedo, su propietaria, que destinó 830.000 euros para darle un nuevo aire, pasan por finalizar el trabajo en febrero. Un año antes, la institución licitó la obra para evitar los desprendimientos y modernizar la sede de su Consejo Social. Desde entonces, el edificio permanece ocupado por andamios.

La reforma toca muchos elementos. Junto a la rehabilitación de las fachadas y las cubiertas, mejorará la accesibilidad y remodelará la planta bajocubierta de Consejo Social, máximo órgano decisorio de la institución académica y con dependencias como el registro general y la gerencia. A pesar de las estrecheces económicas y tras los intentos fallidos de que dicha actuación se financiara con fondos regionales, al final la Universidad decidió afrontar esta prioritaria inversión con la mayor parte de la venta del solar de la calle Argüelles, que tras varios intentos la adjudicó a la constructora Recove por un millón de euros en febrero.

Cuando finalicen los trabajos se podrá ver el resultado de una profunda rehabilitación que permitirá acercarse al estado original del edificio y mejorar las condiciones de impermeabilidad y el aislamiento térmico. También se habilitará una escalera contra incendios, para aumentar la seguridad de los trabajadores, y se incorporará un ascensor. A esto se suman la rehabilitación, consolidación y restauración de las fachadas del histórico inmueble.

Destaca además el acondicionamiento para archivos de la zona de la planta baja con entrada desde la calle Los Pozos, donde se encontraba la tienda Artime. En la planta bajo cubierta, en la que en su día existieron viviendas, se demolerá toda la tabiquería y y quedará sin uso por el momento. En febrero, cuando retiren los andamios se podrá ver la nueva cara del palacio.