El Comercio
Mihai Suba 'recolecta' peones en el árbol preparado en Pando.
Mihai Suba 'recolecta' peones en el árbol preparado en Pando. / M. R.

«La política podría mejorar con las estrategias del ajedrez»

  • El rumano, maestro en esta disciplina, considera que el ajedrez ayuda a tomar decisiones con «la mayor objetividad pero sin miedo»

  • Mihai Suba Campeón senior de ajedrez

La comitiva del Instituto de la Lengua Rumana que acompaña a Mihai Suba en su visita a Asturias se refiere al veterano deportista como 'maestro'. Una veneración que comparte buena parte de la comunidad educativa del colegio público Germán Fernández Ramos que, durante esta semana, se va a convertir en referencia nacional del ajedrez con motivo de las jornadas que sus responsables han dedicado para que alumnos y la comunidad educativa del centro, en general, se enganchen a este deporte. Suba, de 69 años, demostró ayer las habilidades que le llevaron a hacerse en 2008 con el Campeonato del Mundo Senior de esta disciplina. Habla siete idiomas, entre ellos, el castellano. Lo hace con una dicción perfecta tras vivir 24 años en el pueblo alicantino de Alfaz del Pi. En su palmarés está haberse medido con el ruso Víktor Korchnói poco antes de que este se enfrentase a Anatoli Kárpov en el torneo que llevó a este último a ser campeón del mundo.

¿Es cierto que un niño pequeño puede aprender a mover fichas con coherencia en un tablero de ajedrez?

Es un hecho que se puede enseñar a jugar al ajedrez a los niños desde que tienen muy pocos años. El ejemplo es el cubano José Raúl Capablanca, que comenzó a jugar a los cuatro años después de observar cómo lo hacía su padre. Llegó a ser campeón del mundo.

¿Qué valores puede enseñar el ajedrez a los niños?

Este juego estimula la memoria, el pensamiento, las habilidades sociales y también la creatividad. Pero, sobre todo, el ajedrez incrementa la objetividad a la hora de tomar decisiones. Enseña a niños y a adultos a no tomarlas a lo loco, porque luego estás castigado el resto de la partida por esa opción que no has meditado lo suficiente. Esto se puede aplicar a la vida, en general, donde hay que tomar todo tipo de precauciones y a la vez, tener un punto de creatividad. Yo creo que no hay que ser demasiado miedoso. La virtud está en llegar a un punto medio.

¿Podrían los políticos aplicar estrategias del ajedrez para tomar las mejores decisiones en cada momento?

Seguro que sí. De hecho, el juego nació así, según la leyenda. Una princesa india inventó el ajedrez para que su marido aclarase dilemas derivados de la guerra. Ahora se puede aplicar de la misma manera, aunque no hay guerra. Pero gestionar un estado tiene mucho que ver con la lucha. La vida es una lucha y viene muy bien saber siempre qué hacer.

Usted es una persona creativa. En su libro 'Estratégica dinámica del ajedrez' utiliza el humor para explicar algunas jugadas. ¿Es importante la apertura de mente para ser bueno en este juego?

Decididamente, la mente tiene que estar abierta siempre. Eso sí, es una capacidad difícil de conseguir.

El pasado 13 de febrero en Zurich el ajedrecista y empresario ruso, Óleg Skvórtsov, propuso acortar la duración de las partidas para atraer a más público y hacer del ajedrez un juego más espectacular.

El ajedrez se puede jugar ya en varios formatos y para mí ya es espectacular en cualquiera de ellos. Existen partidas de 'bullets' -balas, en inglés-, en donde cada jugador dispone de un tiempo fijado de antemano para ejecutar todos sus movimientos. Hay campeonatos de esta modalidad, y torneos con partidas de tres o cinco minutos. Hay un montón de variantes, todas atractivas.

¿Qué prefiere, partidas así o las que duran horas?

No tengo preferencia. Me gustan todas las partidas, duren lo que duren.

Vive en España desde 1992. ¿Qué diagnóstico hace del ajedrez en este país?

Es muy bueoa y ha mejorado muchísimo desde que yo vivo aquí.

El colegio Germán Fernández Ramos organiza para esta semana el Primer Trofeo Judit Polgar, la mejor ajedrecista femenina de la historia. Ella se negó a jugar en torneos destinados específicamente a mujeres. ¿Qué opina de esa barrera impuesta?

Sí hay una diferencia entre hombres y mujeres, pero no tiene que ver con la capacidad, depende de la preferencia. No sé porqué pero el ajedrez es un juego menos popular entre las chicas y lo practican menos. De cada diez ajedrecistas, solo uno es mujer. Pasa lo contrario con otro juego de inteligencia, el 'bridge', que a menudo se compara con el ajedrez y en el que hay mucha más participación femenina, del cincuenta por ciento. Quiza se deba a la gran tradición en el mundo anglosajón, a que es más atractivo, más social, porque se juega en parejas. Las chicas se pueden acercar mucho a los récords masculinos. Las hermanas Polgar han supuesto una excepción. Pero es porque ellas recibieron una especial educación, orientada por sus padres hacia el ajedrez, no porque vivieran en una sociedad en la que este deporte era una pasión para las chicas. Pero estoy seguro de esto va a cambiar con el tiempo. La prueba es el equipo femenino de China. Hace cuarenta años apenas se jugaba al ajedrez en la República Popular. Hoy ocupan primeros puestos en todos los campeonatos.