El Comercio

Con un contrato en la maleta

Rubén Rosón, Ana Taboada y Wenceslao López desearon suerte a los erasmus laborales.
Rubén Rosón, Ana Taboada y Wenceslao López desearon suerte a los erasmus laborales. / P. LOREMZANA
  • 20 titulados en FP y estudiantes de las escuelas taller parten a Florencia, Praga y Lisboa con el programa 'Erasmus Plus'

Raquel Álvarez siempre deseó «ir de luna de miel a Florencia». Pero la ocasión de viajar a la ciudad italiana le llega antes, porque esta titulada en Artes Gráficas e Impresión está entre los 20 graduados en FP o poseedores del certificado profesional obtenido en las escuelas taller del Ayuntamiento de Oviedo que pasado mañana se irán de Erasmus. «De 'Erasmus Plus'», matiza la coordinadora municipal de Orientación e Inserción laboral, Beatriz Collado. Los integrantes del grupo han podido elegir entre Florencia, Lisboa o Praga, donde permanecerán hasta el 9 de junio haciendo prácticas en empresas o entidades en las que pueden desempeñar labores acordes con su formación. Raquel Álvarez llegará a una imprenta florentina que será, al mismo tiempo, su primera experiencia laboral. Ha preparado también su maleta para ir a Florencia Silvia Casares, que decidió hacer un paréntesis en su carrera, Filología Inglesa, para adquirir conocimientos de turismo en 'Oviedo Creativo', una de las escuelas taller que organiza el Ayuntamiento. «Aunque no sé italiano, creo que esta experiencia me ayudará en mi vida laboral». En efecto, no es imprescindible conocer el idioma del lugar de destino para poder disfrutar del programa 'Erasmus Plus', salvo el inglés en el caso de los estudiantes que van a Praga.

El perfil de los protagonistas es muy variado: hay titulados universitarios, como Silvia Casares. O el caso de Manuel Alejo del Rosal, graduado en Formación Profesional de Técnico Mecanizado, que ha dejado a un lado su formación para desempeñar prácticas en Florencia con los conocimientos que ha adquirido sobre turismo. «No podía perder esta oportunidad, aunque solo sé decir en italiano hola y adiós». Amanda Miguélez llegó a una de las escuelas taller del Ayuntamiento, la de Marketing y Turismo, después de cursar una FP de Anatomía Patológica: «Había que hacer algo para intentar trabajar y esto me acabó gustando».

«Poner en el currículum que has ido de Erasmus siempre queda bonito, pero yo lo veo como una oportunidad para mejorar mi inglés en Praga», argumenta Carmen López.

Aprender idiomas

Álex Lago se pasará los próximos tres meses trabajando en un hotel de cuatro estrellas en Lisboa, donde firmará el segundo contrato laboral de su vida: «Sobre todo, disfrutaré de la experiencia». A Andrés Fajardo, el hecho de saber «solo lo básico» de portugués no le asusta para trabajar en una editorial lisboeta. «Estudié Artes Gráficas y conoceré otra ciudad, otra gente y, sobre todo, disfrutaré de la experiencia».

Todos ellos fueron despedidos ayer por el alcalde, Wenceslao López, la primera teniente de alcalde, Ana Taboada, y el concejal de Economía Rubén Rosón, que habló con conocimiento de causa porque completó en Nápoles uno de los cursos de Medicina gracias a una beca Erasmus.

Temas