El Comercio

La SOF confía a GAM el contrato del escenario de la plaza de la Catedral

Un concierto de San Mateo. Gam montará el escenario de este año.
Un concierto de San Mateo. Gam montará el escenario de este año. / MARIO ROJAS
  • La empresa asturiana fue la única de las tres firmas invitadas por la sociedad al procedimiento negociado que presentó una oferta

Hay cosas previsibles. GAM Eventos será la encargada del montaje del escenario para los conciertos de San Mateo en la plaza de la Catedral. La empresa ofreció un ahorro de 11 euros sobre el precio de la licitación, 49.989 frente a los 50.000 euros presupuestados. La mesa de contratación de la SOF no tuvo mucho debate. GAM fue la única empresa que se presentó a la licitación. Hoy, la junta de gobierno de la SOF tiene previsto, en su orden del día, adjudicar 12 contratos menos. Fuera del mismo, hará lo propio con el del escenario de la Catedral a apenas diez días del pregón de las fiestas.

La polémica ha rodeado la contratación del principal escenario musical de San Mateo. La SOF sacó a concurso de forma inexplicable un pliego para el montaje de los festejos de este año y de los del que viene. Lógicamente, algunas de las empresas interesadas (Derrame Rock y Erson Ser vicios) recurrieron al entender que era imposible presentar una oferta para un escenario que ni siquiera se sabía cuántos días estará montado en unas fiestas que no se sabe ni cuándo empezarán en septiembre de 2017. Tampoco, qué requisitos técnicos pedirán los artistas que, en su día, cierre la SOF para el próximo año. En realidad, todo era muy particular. Tanto, que el día de la apertura de las ofertas el concurso quedó desierto. Extrañamente, GAM, la otra interesada, colocó su oferta económica por fuera del sobre. Con los plazos muy justos, la SOF abrió un procedimiento negociado y urgente tan solo para este año.

Dejó fuera del contrato, además, algunas obligaciones que sí figuraban en el primer intento por dos años. Entre ellas, la de hacer el 'transfer' (transportar a los artistas desde el aeropuerto, por ejemplo); el catering (Juan Perro pedía 50 cervezas) o la seguridad de la zona de camerinos. Restando estas prestaciones, el precio de licitación bajó a los 50.000 euros como máximo que permite la ley para un negociado sin publicidad.

Sin embargo, ni Erson ni Derrame Rock fueron invitadas al concurso, pese a su interés en la licitación. Ambas habían presentado ofertas para solo este año, junto con sus recursos, que fueron inválidas. Sí fue invitada GAM, a la postre adjudicataria, aunque la polémica parece no haber acabado: Erson y Derrame anunciaron que apelarán al alcalde y a los representantes de los diferentes partidos políticos para que soliciten «la intervención del secretario municipal y del interventor del Ayuntamiento con el fin de que se garantice la transparencia del procedimiento en el que se discrimina abiertamente a nuestras empresas», advierten.

Es su respuesta, a lo que consideran como difamaciones y menosprecios por parte del concejal de Festejos y presidente de la SOF, Roberto Sánchez Ramos, que justificó no invitar a estas firmas porque eran «meros intermediarios». Todo ello, resaltan, a pesar de ser dos empresas de peso en el sector en Asturias, acreditadas y con capacidad técnica más que demostrada.