El Comercio

Un recurso retrasa aún más las plazas para la oficina de recaudación

Varias personas en la oficina de recaudación.
Varias personas en la oficina de recaudación. / MARIO ROJAS
  • La junta de gobierno acepta que pueden concurrir autónomos y da diez días de plazo más para alegaciones

No sobra el tiempo. El 31 de diciembre, la gestión y el cobro de los impuestos y multas municipales tiene que ser pública. El equipo de gobierno ha hecho de la remunicipalización del servicio una de sus banderas. Fracasar, además de peligroso para los ingresos municipales, no es una opción. Por eso, la junta de gobierno se reunió ayer en sesión extraordinaria y urgente para analizar los dos recursos presentados contra las bases para la provisión del personal de la nueva oficina pública de recaudación. Rechazó los argumentos respecto a la reserva de plazas para discapacitados, porque esta es obligatoria cuando se convoquen las plazas no los interinos, pero aceptó el otro. Los autónomos que hayan recaudado ingresos para administraciones públicas (como si hubiese alguno) tendrán los mismos puntos (0,5) que los que tengan experiencia en una contrata o en la administración.

La aceptación de este último recurso aprieta aún más el calendario para poner en marcha la oficina de recaudación. El Ayuntamiento tiene que abrir ahora un plazo de diez días para que puedan presentarse alegaciones a la modificación de las bases.

Sin local

Aún con el tiempo justo es factible que el Ayuntamiento seleccione y contrate al personal necesario. Lo que no tiene aún es dónde sentarlos. La Mesa de Contratación declarará hoy desierta la licitación abierta para el alquiler de las nuevas oficinas. Las dos ofertas presentadas no cumplían con las bases de los pliegos por requerir importantes obras de reforma y adecuación.

El Ayuntamiento necesita los locales, pero probablemente ya no haya tiempo suficiente para abrir una nueva licitación y adjudicarla antes de las campanadas de Fin de Año. Las opciones no son muchas. Encontrar y reformar un local de propiedad municipal para las oficinas o acudir a procedimientos menos transparentes para el alquiler de los locales. Podría buscarse un procedimiento negociado o, incluso un contrato menor transitorio; pero faltan también los equipos informáticos, instalar la red, hacer el volcado de toda la información fiscal desde los equipos de la actual contratista. Tampoco estaría demás, que el personal interino complete su formación. Quedan menos de tres meses y el equipo de gobierno no ha tomado aún una decisión.

Temas