El Comercio

La asociación Usuarios de la Sanidad recurre el contrato de las plazas de Recaudación

  • Su intención es que se reserven plazas a personas minusválidas y se incluya el trabajo de autónomo como mérito

La asociación de Usuarios de la Sanidad (Asencro) presentó hace unos veinte días un recurso a los pliegos de contratación de plantilla para la remunicipalización del servicio de Recaudación. Su intención es que se reserven plazas a personas minusválidas y se incluya el trabajo de autónomo como mérito. El lunes, una junta de gobierno extraordinaria acordó la modificación de las bases, pero solo para los trabajadores de cuenta propia. Es por ello que la presidenta de esta federación, Susana Pérez Alfonso, afirmó ayer que esta situación «es vergonzosa» y «roza lo surrealista». Además, dijo, estas modificaciones se han realizado sin contar con su opinión, ya que nadie les ha convocado a una reunión.

La asociación se ha puesto en contacto con el concejal de Interior, Iván Álvarez, que se remitió a los informes firmados por técnicos municipales y a la ley estatal. En concreto, indicó que la normativa no recoge una reserva de plazas para los interinos, pero que se realizará cuando el año que viene se convoquen las plazas definitivas. Ante esto Pérez se opuso y certificó que en todas las oposiciones se debe respetar esta situación.

Hasta ahora, 42 empleados trabajan en la Auxiliar de Recaudación, pero el número que habrá al frente de esta oficina se reducirá hasta los 29 y todas estas plazas se asignarán a través de un proceso de concurso y oposición. Habrá tres puestos de técnico de administración general, siete plazas de técnico de gestión, otras seis de administrativo y trece de auxiliar administrativo. Una vez cerrada la fase de presentación de candidaturas, se convocará la fase de oposición que constará de dos ejercicios. Aquellos que aprueben ambos exámenes y su nota se sitúe entre los cincuenta mejores pasarán a la fase de concurso.

Es más, el primer ciclo contará en la calificación final un máximo de seis puntos y el segundo, de cuatro. Es decir, los candidatos obtendrán como máximo diez puntos. Asimismo, las plazas serán de carácter interino y los funcionarios tendrán una categoría que irá desde el grupo A1 hasta la categoría C2, pasando por el rango A2 y C1. Al año siguiente se sacarán las plazas definitivas.