El Comercio

La Corredoria I inicia el curso con obras pendientes

La Consejería de Educación detectó el pasado verano durante unas obras ciertos problemas estructurales en el edificio La Casita, que tenía dos unidades de Infantil, del colegio público de La Corredoria I. El pasado curso comenzó con el edificio vallado y el traslado de los alumnos, lo que obligó a una reestructuración con módulos prefabricados, y el derribo del obsoleto inmueble por parte del Ayuntamiento. Pero las obras no han llegado a tiempo para el presente curso académico.

Según denunciaron ayer algunos padres, los niños de Infantil de 5 años han tenido comenzarán el año lectivo en «barracones y desperdigados por el centro de Primaria». Exigen que se solucione el problema y se amplíe el colegio de Infantil. Máxime cuando hay presupuesto asignado para ello, dicen.

Con la obra, el colegio La Corredoria I contará con tres aulas más de Infantil. La dirección apuntó, además, la necesidad de habilitar espacios para usos administrativos o la ampliación del comedor, que da servicio a 400 niños cuando su capacidad es para la mitad.