El Comercio

El carril 30 se implantó en la ciudad en 2011.
El carril 30 se implantó en la ciudad en 2011. / MARIO ROJAS

El 'Plan 30' «evoluciona» para que toda la ciudad tenga carriles de velocidad reducida y priorice a las bicicletas

  • El catedrático Francisco Bastida presentará su proyecto '360º' en la Semana de la Movilidad, que durante un día restringirá el tráfico en el entorno del Campo

Que cada vez más gente usa la bicicleta en Oviedo es algo innegable. Solo hace falta pasear con los ojos un poco abiertos por el centro de la ciudad, para comprobar que los ciclistas urbanos son cada vez más. Nada que ver con lo que ocurría hace casi seis años, cuando se impulsó el 'Plan 30' promovido por el catedrático Francisco Bastida y la asociación Asturies ConBici. Había entonces menos ciudadanos sobre dos ruedas y la ciudad era más hostil hacia ellos, pero ahora, con ese cambio de hábitos, «es momento para avanzar», sostiene el propio Bastida que de un modo altruista ya tiene preparado otro plan, esta vez '360º'.

Ese plan, que lleva como subtítulo 'Oviedo, ciudad abierta a la bicicleta', se presentará en unos días, dentro de las actividades de la Semana de la Movilidad. «El 'Plan 30' sirvió para hacer visible la bicicleta en la ciudad y concienciar a los conductores. Cada vez se ve más gente en bicicleta y creemos que es factible que puedan circular más seguros y en toda la ciudad», explica el catedrático de Derecho Constitucional, miembro de la Red de CicloJusristas. Bastida ha preparado 25 medidas para hacer extensible el uso de la bicicleta instalando esos carriles que limitan la velocidad a 30 kilómetros por hora en todo el área urbana.

«Ahora solo hay algunos carriles en la zona centro. Lo que propone el nuevo plan es que se limite la velocidad en toda la ciudad. En las vías de un carril, estableciendo el límite, y en la de dos o más, haciéndolo en el carril derecho», reflexiona el autor del plan. Otro de los aspectos que Bastida quiere cambiar es la posibilidad de que haya carriles segregados para bicicletas allí donde sea posible. «Dar más seguridad a los ciclistas que cada vez son más», razona Bastida. Entre esas 25 medidas, también propone otros avances «para colocar a las bicicletas tres metros por delante en los semáforos, haciéndolas más visibles. Hay muchas ciudades que ya lo tienen», defiende.

La posibilidad de redactar una ordenanza exclusiva para la bicicleta es otra de los puntos que Bastida propone al Ayuntamiento: «El objetivo es que la urbe sea más ciclable. Esto no es ninguna estrategia de ningún político, es un plan para hacer ciudad, porque la bicicleta es la solución, es el medio más rápido y sostenible. Me parece fundamental la promoción de la bici eléctrica. Cada vez hay más marcas y más variedad».

De hecho, esa modalidad de bicicleta eléctrica estará presente en el programa de la Semana Europea de la Movilidad que el próximo sábado restringirá la entrada de coches a las vías del entorno del Campo de San Francisco. Allí habrá préstamo de este tipo de bicis y la asociación ConBici establecerá su biciescuela. Durante los próximos días habrá también un paseo por las plazas accesibles de la ciudad y una jornada el martes llena de actividades culturales. Sin olvidar la Fiesta de la Bicicleta, que el próximo domingo realizará un recorrido por las calles de la capital.

Temas